La Diputación saca a concurso las obras de rehabilitación de firmes en las carreteras provinciales

FOTO: DEPUTACIÓN DE PONTEVEDRA

La Diputación de Pontevedra viene de abrir el plazo para que las empresas interesadas en realizar obras de rehabilitación de firmes en la red vial provincial presenten sus ofertas. La institución provincial publicó ayer en el BOPPO la convocatoria para poner en marcha un acuerdo marco que regulará las adjudicaciones de los trabajos de conservación en cinco lotes, y recogerá propuestas hasta el próximo 25 de agosto.

Según explica el diputado de Movilidad Uxío Benítez, se trata de la primera vez que la Diputación de Pontevedra pone en marcha un acuerdo marco que permitirá realizar actuaciones puntuales en las carreteras provinciales (corregir pavimentos deslizantes, boquetes, hundimientos o peraltes defectuosos, entre otras) de manera eficiente, planificado, ágil y con garantías administrativas. En virtud de ese acuerdo marco para ejecutar el Plan de Rehabilitación de firmes, la provincia se dividirá en cinco zonas en las que cinco empresas diferentes serán las responsables de la ejecución de todas y cada una de las obras de mejora de firme necesarias en cada área.

Benítez recordó que la Ley de Contratación permite este modelo de adjudicaciones -que ya aplican la Xunta y el Estado- en aras de un mejor mantenimiento de la red provincial. Esta herramienta de contratación y gestión permitirá actuar en menos tiempo que en la actualidad, cuando para cada obra de mantenimiento hay que iniciar de manera repetitiva todo el proceso burocrático de contratación, lo que ralentiza la actuación desde que se demuestra la necesidad de la obra. A partir de ahora, el procedimiento administrativo sólo se realizará una vez -ahora al licitar el acuerdo marco- y, posteriormente, sólo será preciso justificar cada actuación técnicamente para poder realizar la obra.

La inversión máxima de mejoras de firmes en la red vial provincial al amparo de este acuerdo marco alcanza los 4,4 millones anuales. Se irán redactando las memorias de actuación y utilizando el presupuesto según sea necesario en función de la estimación de los técnicos provinciales. Cabe la posibilidad de prorrogar los contratos con las empresas adjudicatarias hasta 2021, cuando la inversión podría conseguir los 19,6 millones de euros.

Zonas de actuación

Las cinco zonas de actuación en las que se dividió la provincia se definieron en función de la estructura de trabajo de los vigilantes de la red provincial de carreteras. El primero de los cinco lotes que se sacarán la contratación corresponde al contrato para las carreteras de Pontevedra, Vilaboa, Cerdedo-Cotobade, Barro, Poio, Cangas, Moaña, Marín, Bueu, Caldas de Reis, Portas, Moraña y Campo Lameiro. El presupuesto de ejecución es de 1.026.478,92 euros.

El lote número dos incluye los ayuntamientos de Ponte Caldelas, A Lama, Pazos de Borbén, Fornelos de Montes, Redondela, Soutomaior, Ponteareas, Salvaterra de Miño, As Neves, Mondariz, Mondariz Balneario, A Cañiza, Covelo, Arbo y Crecente, con una inversión de licitación de 711.896,06 euros.

El tercer lote agrupa a los ayuntamientos de Lalín, Dozón, Rodeiro, Agolada, Vila de Cruces, Silleda, A Estrada, Cerdedo-Cotobade, Forcarei y Cuntis, con un presupuesto de 1.120.051,36 euros.

El lote número cuatro incluye a Vigo, Nigrán, Baiona, Gondomar, Porriño, Salceda de Caselas, Mos, Redondela, Tui, Tomiño, Oia, Rosal, A Guarda, Ponteareas y Salvaterra, con un presupuesto de 802.313,15 euros.

Finalmente, el lote cinco corresponde a los ayuntamientos de Valga, Pontecesures, Catoira, Cambados, O Grove, Sanxenxo, Meaño, Meis, Ribadumia, Vilagarcía de Arousa, Vilanova de Arousa e Illa de Arousa, con un presupuesto de 699.868,86 euros.

Catálogo-inventario

Por otra parte, también está abierto el plazo para la presentación de ofertas para realizar la actualización del catálogo-inventario visual de la red de carreteras de la Diputación.

La intención es obtener un nuevo documento con imágenes en 360º que recoja todos los elementos de la carretera y los de sus márgenes en tiempo real, así como incorporar un software que permita trabajar con datos de accidentalidad, de tráfico, o auscultación y que permitan una mejor gestión de las carreteras además de la posibilidad de generar búsquedas o informes concretos.

De hecho, el nuevo catálogo realizará una recopilación de datos en los que se incluirán las características del contorno de las vías provinciales (tipo de terreno, de pavimento, desmontes y taludes, cunetas, aceras, arcenes, elementos de borde, medianas, accesos…), geométricas (radios de curvatura, rasantes, número de carriles, plataformas, peraltes…); equipaciones (señalización horizontal y vertical, balizamiento y seguridad vial, zonas de servicio, descanso, estacionamiento y recreo…) o puntos singulares e incidentes (marcos, túneles, pasos superiores e inferiores, pasos a nivel, travesías y variantes de población o enlaces e intersecciones), entre otros. El presupuesto para la contratación del nuevo catálogo es de 217.195 euros.

Anuncios