Comienzan los campamentos «Depo Aventura A Lanzada» con 2.200 niños y niñas de la provincia

FOTO: DEPUTACIÓN DE PONTEVEDRA

La diputada de Cohesión Social y Juventud, Digna Rivas, le dio esta mañana la bienvenida al primer turno de niñas y niños de los campamentos de verano de la Diputación de Pontevedra «Depo Aventura A Lanzada», que comienzan hoy y se desarrollarán hasta el próximo 9 de septiembre. Digna Rivas destacó el carácter inclusivo de esta iniciativa, a la que la institución provincial destina 240.000 €, y en la que participarán cerca de 45 chicos y chicas con diversidad funcional a lo largo del verano.

Según explicó la diputada provincial, a pesar de que todos los monitores y monitoras de los campamentos cuentan con la capacitación necesaria para atender las necesidades específicas de estos y de estas menores con necesidades especiales, aquellos que lo necesiten contarán con personal de apoyo extra que garantice su total integración. Así, en este primer turno, un monitor o monitora extra atenderá las necesidades de los y de las 6 menores con diversidad que estarán en A Lanzada entre el 25 de junio y el 1 de julio.

El objetivo de este programa, que este año por primera vez incluye actividades de inmersión lingüística en inglés, es que los 2.200 menores que pasen por A Lanzada empleen su tiempo libre en verano participando en actividades de carácter lúdico, cultural, artístico, medioambiental, deportivo y formativo que contribuyan a su enriquecimiento personal y les faciliten conocer otros lugares fuera de su entorno habitual.

En total, el programa oferta 2.200 plazas de las cuales la Diputación de Pontevedra subvenciona con el 50% 1.900 plazas, debiendo abonar las familias interesadas 100 € por plaza, 80 € en el caso de las familias numerosas. Las 300 plazas restantes, dirigidas a menores en situación o riesgo de exclusión social, serán subvencionadas al 100%. En este caso concreto, 260 plazas se destinarán a las niñas y a los niños en situación o riesgo de exclusión social de los ayuntamientos de la provincia de Pontevedra, 25 la niñas y niños del Centro Príncipe Felipe y 15 para aquellas y aquellos que se encuentren en situación de tutela o guardia administrativa de otros centros de la provincia.