El Ayuntamiento de Nigrán repara la barandilla de la playa de A Madorra, completamente corroída

FOTO: CONCELLO DE NIGRÁN // A nova varanda da praia da Madorra.

El Ayuntamiento de Nigrán reparó la barandilla del paseo interior de la playa de A Madorra, completamente consumida por el efecto de la oxidación a un lado del mar y por lo tanto insegura. La acción se enmarca en la apuesta del gobierno local de regeneración de toda la zona litoral (además de conseguir el objetivo primordial de la Bandera Azul en Panxón, ya se instalaron bancos por todo el sendero azul desde A Ramallosa la A Foz o se regeneró toda la zona de la antigua fuente seca).

La intervención consistió en el relevo de 110 metros de tramo por una nueva barandilla de estética similar pero de tubo de acero inoxidable de alta calidad, material mucho más resistente al efecto de la salinidad. El Ayuntamiento realizó una inversión total de 15.500 euros en esta obra inaugurada en el año 2009 y cuyo pasamanos nunca habían sido reparado. En las próximas semanas se colocarán bancos (ahora inexistentes) con el objetivo de hacer de esta zona con hermosas vistas (y muy conocida ahora por los foráneos gracias al libro y la película tocaya «A praia dos Afogados») en un paseo más de referencia en Nigrán.

En este campo, el Ayuntamiento de Nigrán, dentro de su programa «Un Nigrán para todos», viene de instalar barandillas en el extremo del puente romano de Ramallosa, en A Foz, en las calles Canido y Reverendo José María Pérez Alonso… «Son actuaciones de cara a mejorar la accesibilidad y que demandan los propios vecinos, en este caso de la playa de A Madorra se trata de una reparación, pero la antigua resultaba completamente impracticable e incluso insegura del mal que se conservaba. La imagen de este paseo con el nuevo pasamanos cambió radicalmente», resume el alcalde, Juan González.