Anuncios
Ticker de novas

Luceiro vuelve al mar tras ser recuperada por la CEMMA de Nigrán

La Xunta de Galicia renueva el compromiso conseguido con la Coordinadora para el estudio de los mamíferos marinos (Cemma) para la asistencia y recuperación de este grupo de animales que con frecuencia varan en el litoral de Galicia. De este modo, la Consellería del Medio Ambiente y Ordenación del Territorio destinará, en 2017, 40.000 euros para avanzar con las acciones que, de forma conjunta, se venían desarrollando para garantizar el cuidado y conservación de los reptiles y mamíferos marinos. Así se puso de manifiesto en el convenio de colaboración que Xunta y Coordinadora renovaron recientemente.

En líneas generales, el convenio propone actuaciones centradas en la comunicación y detección de episodios de tortugas y mamíferos marinos varados en la costa gallega, la prestación de cuidados y primeros auxilios a los ejemplares vivos, así como su tratamiento veterinario, hospitalización y alimentación; y la identificación de las causas de la muerte en los casos que proceda. Hace falta destacar que muchos de estos animales están incluidos en el listado de especies en régimen de protección especial recogido en el Catálogo de especies amenazadas.

La firma de este convenio, que se viene renovando año a año, responde a un objetivo común de defensa y promoción de la conservación de los hábitats y especies en Galicia, así como el estudio sobre su comportamiento, las causas de la pérdida de ejemplares y medidas que reviertan esta situación.

La Coordinadora para el estudio de los mamíferos marinos, Cemma, es una organización sin ánimo de lucro que viene colaborando activamente en la asistencia y recuperación de los animales varados en la costa gallega desde el año 1999. Esta asociación, que dispone de un centro de tratamiento veterinario en Nigrán y dos unidades móviles, fue creada con el fin de fomentar acciones que contribuyan a la conservación de las tortugas y mamíferos marinos.

Luceiro será devuelta al mar

Precisamente, una cría de lobo marino a la que se le prestó asistencia en base a este convenio de colaboración entre Xunta y Cemma, inició hoy su regreso al mar tras un período de recuperación, primero, en el centro de la Coordinadora, en Nigrán, y, posteriormente, en el Instituto Gallego de Estudios de Acuicultura, de la Illa de Arousa. Este lobo marino fue rescatado, en diciembre de 2016, frente a San Andrés de Teixido por un pesquero que acabó por darle su nombre, Luceiro. Ahora, ya totalmente recuperado, volverá a su hábitat natural en el mar de Irlanda. Allí será depositado por la tripulación del barco Ferreira Martínez, con base en el puerto de Marín, que esta mañana salió con el rumbo puesto en las aguas del norte europeo.

Durante este tiempo de recuperación, Luceiro fue tratado de unas heridas en cabeza y en las aletas que presentaba cuando fue recogido. Además, se le enseñó a comer y a pescar por sí solo, a coger destreza para entrar y salir del agua, ganar peso (ata los 33,5 kg actuales) y musculatura.

Anuncios