Los alcaldes del PSdeG exigen a la Xunta la declaración de emergencia gallega por los temporales navideños

Los estragos causados por los temporales de la pasada Navidad en la provincia de Pontevedra exigen de una respuesta inmediata por parte de una Xunta de Galicia que no puede seguir eludiendo sus competencias. Así lo acordaron los alcaldes y alcaldesas y tenientes de alcalde de algunos de los ayuntamientos más afectados, reunidos hoy en Tui en una “cumbre” organizada por el secretario general provincial, David Regades, y la presidenta del PSdeG, Carmela Silva. Regades reclamó que la Xunta “deje de echar balones fuera” y declare de inmediato la situación de emergencia de interés gallego, es decir, de la figura legal que ampara el reparto de las ayudas directas tanto a los vecinos como a los ayuntamientos.

En la misma línea, Carmela Silva subrayó que se dan todos los requisitos establecidos en la Ley de Emergencias de Galicia 5/2007 para que el Consello de la Xunta apruebe la emergencia de interés gallego y habilite las modificaciones presupuestarias necesarias, tal y como establece el artículo 36 de este texto legal. Al mismo tiempo, la Xunta debe aprobar ya el Decreto para establecer los criterios de reparto de las ayudas y evitar que se hagan “a dedo”, como suele hacer la Xunta en base al color político de los ayuntamientos. Esta regulación viene recogida expresamente en el artículo 38 de la Ley de Emergencias.

David Regades, después de escuchar a los responsables municipales, recalcó que el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, “no puede seguir ausente porque hay un clamor de alcaldes y alcaldesas y de vecinos y vecinas que se escucha en toda la provincia” donde hay muchos ayuntamientos gravemente afectados y que vieron como servicios y espacios públicos quedaron muy dañados. Algunos de los daños afectan a infraestructuras con competencias compartidas, como los grandes colectores de saneamiento, y el importe de los daños supone, en muchos casos, un grave quebranto para las economías municipales.

Los alcaldes y alcaldesas destacaron que tan sólo en 2016 la Xunta aplicó esta previsión de la Ley de Emergencias para repartir ayudas para paliar los daños de la ola de incendios, pero luego las subvenciones fueron muy escasas, poco transparentes y llegaron a muy poca gente.

Regades añadió, que con independencia de que la Xunta tiene que asumir su responsabilidad, el PSdeG-PSOE de la provincia también está en contacto permanente con la Delegación del Gobierno para difundir la posibilidad de que los vecinos afectados soliciten las ayudas recogidas en el RD 307/2005 que cubre los daños a particulares en viviendas habituales o en los “enseres” básicos a raíz de situaciones catastróficas.