Los usuarios de la piscina desconvocan su encierro, el agua volverá a 28,5°

Los usuarios afectados por la bajada de la temperatura del agua de la piscina mancomunada desconvocan su encierro al conseguir su objetivo tras tres noches durmiendo en el consistorio nigranés. Corroboraron que la concesionaria de las instalaciones recibió el escrito de propuesta por el que la Mancomunidad le compensará por el gasto energético derivado de la subida en tres grados del mercurio, de 25 a 28,5. Sin embargo advierten que si en pocos días no tienen en su poder el documento de acuerdo por escrito volverán a las protestas sin descartar nuevos encierros.

Su portavoz, Eudosia Pérez, asegura que está dispuesta a comer las uvas en el salón de plenos municipal si la solución no llega de manera inmediata, aunque por el momento darán un margen al alcalde y presidente de turno, Juan González, tras los últimos avances logrados. La veintena de vecinos que acuden a las actividades acuáticas en el complejo de A Ramallosa han elevado a su máxima expresión el dicho “el que la sigue, la consigue” dejando sobre la mesa de una manera más que evidente que están dispuestos a todo con tal de que las instalaciones prosigan con su actividad habitual. La noticia fue dada a conocer en un pleno simulado y presidido por Eudosia, entre una cama hinchable, megafonía, una máquina de café, zapatillas y tazas de desayuno.