El BNG denuncia que la Mancomunidad no ejecutó el acuerdo plenario que permitiría dar solución al conflicto de la piscina

El BNG denuncia que la mancomunidad aun no ejecutó el acuerdo plenario que permitiría dar solución al conflicto de la piscina. La organización nacionalista constató que, a día de hoy, aún no había sido encargada la medición y cuantificación del coste real de mantener la temperatura de 28º. Quince días después de celebrado el pleno en que fue aprobada la moción del BNG, y después de haber anunciado Juan González en la reunión de hace una semana que ya estaba encargado el estudio a la empresa INTO Galicia Consulting, aun no consta en el servicio administrativo de la mancomunidad orden alguna en ese sentido.

Desde el Bloque exigen a su actual Presidente, el alcalde de Nigrán Juan González, y a sus vice-presidentes Carlos Gómez y Paco Ferreira, Alcaldes de Baiona y Gondomar respectivamente, que ejecuten los acuerdos de la moción del BNG aprobada por unanimidad en el pleno de la entidad celebrado el pasado 7 de diciembre. La moción recogía como primer acuerdo “instar al gobierno de la Mancomunidad a elaborar, de manera inmediata, un informe técnico que cuantifique el incremento del coste real que supone mantener la temperatura de la piscina en el rango de 27º a 30º con respeto a la de 25º”. Ese informe técnico, además de servir de contraste con las exigencias de la empresa concesionaria, deberá servir de base para estudiar una eventual modificación del contrato con la finalidad de fijar las nuevas condiciones de prestación del servicio en lo que respecta a la temperatura de la piscina. Término que actualmente no figura en el contrato y que permite que la empresa la mantenga en los limites más bajos del rango que marca la ley.

Tal como figura en el informe de secretaría a respecto de las propuestas de la empresa, el pliego de prescripciones técnicas de la concesión prevé esta posibilidad, y dice textualmente “prescindir totalmente de este procedimiento para adoptar un acuerdo adoptado verbalmente y plasmado en una suerte de convenio, provocaría que este acuerdo fuera nulo de pleno derecho”.

Apuesta del BNG por la gestión pública de las instalaciones

Ya cuando se otorgó la actual concesión, en 2018, el BNG había propuesto que se estudiara la posibilidad de la gestión pública, término que fue descartado desde el primer momento tanto por el PP como por el PSOE, que se habían sucedido en el gobierno de la Mancomunidad. Pero de tener hoy la gestión pública directa de la piscina no se produciría este problema de la bajada de la temperatura del agua.

En esa misma línea, la moción del BNG aprobada incluye un punto en que se insta al gobierno de la Mancomunidad a realizar los trámites necesarios para pasar a explotar la piscina y todo el complejo deportivo mediante gestión pública directa, incluida a subrogación de los puestos de trabajo del personal. No obstante, se establecerá una nueva concesión de transición por el mínimo tiempo posible, que deberá agilizarse para evitar, en la medida de lo posible, las prórrogas con la actual empresa y que deberá establecer en sus pliegos de condiciones rangos de temperaturas idóneos que eviten situaciones como las actuales.

Solidaridad con las personas usuarias y con el personal. Rechazo a su utilización.

Para el BNG resultan lamentables actitudes como la del Alcalde de Gondomar que, “en vez de forzar la presencia y participación de personas usuarias y del colectivo de trabajadoras en la reunión que la mancomunidad mantuvo con la empresa la semana pasada y a la que él mismo no se presentó, decidió, unilateralmente, reunirse con ellas, por separado y ese mismo día, como si la solución estuviera en su mano, vendiéndoles una propuesta que no cuenta con informe favorable de Secretaría. Una vez más el oportunismo de Paco Ferreira que no duda en utilizar la urgencia por resolver el problema para hacerse la foto”.

Desde el BNG “expresamos nuestro rechazo a la utilización de las personas usuarias y del personal, tanto por parte de la comisión de gobierno de la Mancomunidad como por parte de la empresa concesionaria”. Por el contrario, “apostamos por la seriedad y rigurosidad de las propuestas políticas realizadas en las instituciones, y por la acción colectiva y la movilización social como herramientas para alcanzar mejoras”. Y por eso que, “además de exigir la ejecución inmediata de los acuerdos plenarios, trasladamos toda nuestra solidaridad a las personas usuarias que mantienen un cierre en el ayuntamiento de Nigrán”.