Gondomar presentará su jardín de Rosalía el 17 de diciembre

Gondomar ultima el homenaje a Rosalía de Castro en su plaza homónima asociando el herbario registrado en su jardín con su legado literario mediante un recorrido distribuido sobre tres temáticas diferenciadas, la tradición y cultura, la gastronomía y el feminismo. El espacio ya está casi listo, se inaugurará en la tarde del próximo 17 de diciembre y cada zona contará con su propio ambiente y especies reconocidas en el catálogo acompañadas de unas placas de acero corten con fragmentos de su obra.

Su elección no fue tarea fácil, para ello el Concello buscó la implicación de las principales entidades culturales de la comarca, además del visto bueno de la propia Fundación Rosalía de Castro a través de su presidente, Anxo Angueira. Así, y a través de varias mesas de trabajo en las que estuvieron presentes miembros del Instituto de Estudos Miñoráns, de “Cantares do Brión”; el arquitecto encargado del proyecto, Pedro Souto; Espazo Lectura, el propio Angueira y Concello consensuaron la señalética y el enfoque de la iniciativa multidisciplinar que se dará a conocer en un acto que contará con la asistencia de la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, así como los artífices de la iniciativa y el alcalde Paco Ferreira. Se leerán fragmentos del poemario de la poetisa y la jornada rematará con la plantación de un camelio donado por la Administración provincial descendiente del ubicado en la “Casa de A Matanza” en Padrón.

La disposición de la Plaza Rosalía de Castro permitirá realizar un viaje virtual por áreas sirviéndose de un código QR, que asociará cada árbol con una relación de obras en las que aparece mencionado dentro de un mismo tema. La iniciativa busca traspasar los límites de las zonas verdes al uso, en donde el ocio se fusionará con la cultura a través del legado de uno de los mayores exponentes de la literatura gallega. Ferreira destaca la transversalidad del trabajo realizado que posibilita abrir el abanico de usos del lugar. “Es un espacio temático en donde la cultura, la gastronomía y la igualdad se unen a través de Rosalía y su patrimonio botánico. Permite un enfoque didáctico ideal para actividades de colegios y asociaciones”, explica.

La redistribución del entorno cercano al antiguo matadero municipal fue posible gracias al plan Reacpon que subvencionó los trabajos al 80% con un coste total 665.000 euros. El proyecto tiene la peculiaridad de que restringe el acceso al tráfico rodado. Además del área dedicada a cultura, la plaza contará con los elementos típicos de las zonas verdes como bancos, césped, mobiliario urbano diverso o una zona de juegos infantil con camas elásticas.