La enfermería de Oncología Radioterápica del Meixoeiro recibe un premio nacional por el cribado de malestar emocional

El personal de enfermería de la Unidad de Oncología Radioterápica del Hospital Meixoeiro recibió un premio nacional por su labor en investigación en el impacto emocional de los pacientes oncológicos. El método, pionero en España, sirve para detectar pacientes con altos niveles de distrés o malestar emocional, contando además con el valor añadido de la plataforma digital ARIA, a través de la que se ponen en contacto, de manera inmediata, a los pacientes con un equipo de psicólogos especializados para el seguimiento y valoraciones posteriores. El galardón, concedido por la Sociedad Española de Enfermería Radiológica en su XX Congreso, incluye una dotación económica así como la publicación de la comunicación en una importante revista científica.

Este reconocimiento se da en un momento clave, pues diferentes organismos científicos están detectando una creciente necesidad de controlar los niveles de malestar emocional, también denominado “distrés”, en los pacientes oncológicos. Ante esta situación, el equipo de enfermería del servicio de Radioterapia del Hospital Meixoeiro puso en marcha este sencillo cribado -una encuesta verbal al inicio del tratamiento- para detectar el malestar emocional en los pacientes oncológicos. “Desde su implantación, hace tan sólo diez meses, los datos recogidos por el servicio muestran los buenos resultados de este sistema, realizado de una forma nada invasiva y alcanzando un incremento de la derivación a consulta psico-oncología”, señala el supervisor de Enfermería de esa Unidad, Manuel Enguix. Alcanzar estas cifras en tan poco tiempo hace que actualmente se estudie su implantación en otras Unidades de Radioterapia.

La importancia de la detección del malestar emocional

El distrés es un concepto muy amplio, incluyendo sentimientos como la angustia, ansiedad, miedo o tristeza, y forma parte de la reacción natural de las personas frente a emociones negativas (un diagnóstico, una cirugía, el resultado de una prueba…), en algunas ocasiones puede derivar en trastornos mentales más severos si no es detectado a tiempo. Cuantificar el llamado distrés permite mejoras de hasta el 80% en la atención integral a pacientes oncológicos e incluso en la respuesta a tratamientos de radioterapia. “El control del distrés en Oncología es de gran importancia ya que permite actuar en caso de necesidad, ayudando a los pacientes proporcionándoles herramientas para afrontar mejor su dolencia y mejorar su calidad de vida”, concluye Enguix.