Retiran más de 40 kilos de desechos en una limpieza de basura marina en la playa Ladeira de Baiona

La playa Ladeira, en el ayuntamiento de Baiona, fue el lugar elegido por el Colegio Oficial de Biólogos de Galicia (COBGA) para llevar a cabo la tercera de las limpiezas de basura marina programadas dentro del proyecto “Stop and help!, que la basura no llegue al mar”.

En un espacio tan privilegiado como A Ramallosa, declarado como zona de especial de conservación (ZEC) y zona de especial protección para las aves (ZEPA), el colectivo de personas voluntarias invitadas a esta tercera actuación de limpieza, entre las que se encontraban las peregrinas y peregrinos en ruta por el Camino Portugués de la Costa, docentes, alumnas y alumnos del CEP Sabarís, la asociación de Salud Mental Avelaíña y la asociación Dar Máis, voluntarios del COBGA así como Rosa María Domínguez Roda, concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Baiona, consiguió retirar más de 43 kilos de desechos que nunca debieron llegar hasta allí, tanto objetos extraviados en el mar durante las labores relacionadas con la pesca y con los cultivos marinos como los procedentes del propio continente. Entre los primeros, no faltaron los tarugos plásticos de las bateas, los líos de sedales, las cuerdas, los cabos y cabitos o restos de boyas hechas con plástico y espuma sintéticas. Por lo que se refiere a objetos de origen continental como curiosidad unas gafas de buceo, destacaron por su número los botes y botellas tanto plásticas como de vidrio, calzado, objetos de higiene personal como los bastoncillos plásticos empleados para limpiar los oídos, mascarillas, latas, colillas, pajitas para beber, así como otra serie de envases, bolsas y envoltorios plásticos y palitos de chupachús fundamentalmente. Se contó con la colaboración del Camping Bayona Playa que cedió sus instalaciones.

Como complemento a la propia actuación de limpieza, se repartieron entre las personas asistentes, así como entre las peregrinas y peregrinos que pasaban por la zona, marcapáginas diseñados en el seno del proyecto en los que se incluyen toda una serie de buenas prácticas ambientales para llevar a cabo en el Camino y aplicables también a nuestro día a día, como pueden ser evitar en la medida del posible los envases de un solo uso, gestionar los residuos de manera responsable, no verter residuos o jabones en fuentes o ríos, no amontonar piedras, etc.

Después de esta nueva actuación de limpieza, son ya 283 los kilos de desechos retirados de diferentes enclaves del Camino Portugués de la Costa, tras los 220 recogidos en la costa rocosa de Portecelo en O Rosal, y los 20 retirados la pasada semana en la playa de Camposancos, en el ayuntamiento de A Guarda.

Tal y como indican desde el COBGA, el objetivo perseguido con todas estas actuaciones no es otro que el de fomentar la conservación del patrimonio natural del Camino. Para ello, una vez finalizadas las diferentes limpiezas planificadas, a finales del mes de octubre se realizará una obra artística final dirigida por Carme Hermo y Antón Sobral, reputadas personalidades del mundo del arte gallego, en la que emplearán diferentes objetos recuperados durante las limpiezas, para ser expuesta en el Centro de Visitantes del Parque Nacional Marítimo-Terrestre de las Islas Atlánticas de Galicia en la ciudad de Vigo, con la finalidad de servir de memoria viva en la lucha contra las basuras marinas y sus nefastas consecuencias sobre el medio ambiente.