El BNG denuncia las desigualdades en la cobertura del servicio de fibra de Movistar en Gondomar

El BNG denuncia las desigualdades en la cobertura del servicio de fibra en el ayuntamiento de Gondomar e insta al gobierno local a que se implique, ante Movistar (marca comercial de la empresa Telefónica), para que todos los vecinos puedan disfrutar de un mismo servicio, “hoy por hoy imprescindible y básico, si tenemos en cuenta las necesidades de teletrabajo o de teleformación, o incluso de gestión administrativa o sanitaria”.

“Si los retrasos en la instalación de la fibra fueron inaceptables, pues a día de hoy no es admisible que el hecho de vivir en una villa pequeña tenga que ser sinónimo de disfrutar de menos servicios, en este momento es denunciable que esa instalación no llegue a todos los domicilios que lo demanden, en muchos casos simplemente porque Movistar no completó la instalación del cableado o porque las cajas de distribución no están dadas de alta administrativamente. Incomprensible, indecente y discriminatorio”, apuntan los nacionalistas.

“Es incomprensible que Telefónica, que recibe subvenciones millonarias para la implantación de la fibra óptica y que en el caso de nuestro ayuntamiento lleva años de demora, diga ahora que no la puede conectar incluso en domicilios con los que la propia empresa contactó para ofrecerles el servicio”, añaden desde el BNG.

Para los nacionalistas, es indecente que esa misma empresa, que obtuvo 8.137 millones de euros de beneficios en el año 2021, más de un 400% de ganancia respecto al 2020, y que ya lleva un beneficio de 1.026 millones en el primer semestre de este año, imponga el paso de nuevos cables por medio de fincas o colocación de nuevos postes para la colocación y conexión de la fibra, siempre a costa de los clientes, sin contemplar –y sin que nadie le obligue en ningún caso–, el paso por la vía pública ni el soterramiento de las nuevas líneas.

“Y es una clara discriminación por razón de residencia de una parte de los vecinos de las parroquias de Gondomar, ya que convierte a sus habitantes en ciudadanos de segunda o de tercera con respecto a los que tienen todos los servicios, a pesar de cumplir con sus deberes fiscales igualmente”, concluyen.

El BNG presenta una moción en la que insta al gobierno del Ayuntamiento de Gondomar a defender a los vecinos discriminados ante la empresa, para que esta no pueda decidir de manera unilateral, y en base a no se sabe qué tipo de criterio, quién puede o no acceder al servicio de fibra y, por tanto, quién puede o no teletrabajar desde su casa, recibir formación o incluso solicitar una cita médica sin oscilaciones ni cortes en el servicio.