El PP acusa al tripartito de multiplicar los gastos corrientes y “acabar con los ahorros de los baioneses”

El Partido Popular asegura que el Concello de Baiona se está quedando sin dinero porque el gobierno local que preside el socialista Carlos Gómez y su equipo ha multiplicado los gastos ordinarios en este último año y, para poder pagar las facturas, está tirando del dinero del remanente de tesorería. Es decir, del dinero que el consistorio tenía ahorrado procedente de los impuestos de los vecinos. El anterior gobierno local del PP dejó en 2019 un total de 4,5 millones de euros de remanente, en diciembre de 2021 quedaban 2,1 millones y a día de hoy apenas hay 250.000 euros. Los populares auguran que, de seguir por este camino de derroche a falta cinco meses para finalizar el año, acabarán endeudando al Concello antes de que termine la legislatura.

“Este despilfarro es consecuencia de la política desastrosa que caracteriza al tripartito desde el primer momento. En marzo de 2022 aprobaron los presupuestos municipales para esta anualidad y, tan solo cinco meses después, ya los tienen prácticamente agotados por dos motivos fundamentales: eran unas cuentas falseadas, que no recogían las necesidades reales de los vecinos y porque PSdeG, BNG y NÓS se han dedicado a derrochar el dinero en publicidad, fiestas, luces, asesores, ejecución de proyectos que ya existían o contrataciones externas dudosas. Todo ello mientras, entre otras cuestiones, reservaba una cuantía ínfima para servicios básicos como el pago de la electricidad municipal. Aprobaron el mismo importe que hace dos años aun sabiendo que su precio se había duplicado. Ahora no les queda más remedio que pagar la cantidad que les falta echando mano de los ahorros”, señalan desde el PP.

Para los populares, otro buen ejemplo “de esta escandalosa gestión del tripartito, basada en la improvisación”, está en las facturas que han descubierto en la última semana, “a pesar de los impedimentos del alcalde para mostrarlas a la oposición”, y que el ejecutivo local llevó al pleno extraordinario urgente del pasado viernes por valor de 800.000 euros, “deprisa y corriendo”. Cabe destacar el BaiVerán, que a pesar de haber reducido sus días los fines de semana de agosto, está costando más que nunca (la previsión era de 147.000 euros y se han pagado 262.000 euros, el doble de lo previsto). También la Fiesta de la Arribada, que ha pasado de 88.800 euros a 214.329 euros. En cuanto a la de la Anunciada el gasto ha ascendido de los 120.000 euros a los 165.000, 45.000 euros más.

“Una falta de transparencia de este tripartito reiterada puesto que este gobierno está utilizando la figura de los plenos extraordinarios urgentes (entrega la documentación a la oposición tan solo dos días antes del pleno en lugar de entre 7 y 10 días como ocurre en los plenos ordinarios y extraordinarios) para aprobar paquetes de facturas y compromisos exprés y sin dar tiempo suficiente a la oposición para su revisión. En solo dos semanas convocaron dos”, critican desde el PP.

“Además, y como una muestra más de este oscurantismo del tripartito, recordar que los presupuestos que aprobaron hace cinco meses todavía no están colgados en el Portal de Transparencia del Concello para que cualquier ciudadano pueda visualizarlos. Es un auténtico despropósito nunca ocurrido en nuestro Concello, están dilapidando el dinero de todos los baioneses sin control y sin importarles las consecuencias que tendrá en los vecinos”, censuran los populares de Baiona.