Yess, Deep Blue, Alboroto y Bouvento, líderes del Trofeo Conde de Gondomar

Los barcos del Monte Real Club de Yates y el Real Club Náutico de Vigo están siendo protagonistas de la 47º edición del Trofeo Conde de Gondomar, que se disputa estos días en las rías gallegas bajo la organización del club baionés y con el patrocinio de Zelnova Zeltia y Banco Sabadell.

Tras la celebración de las dos primeras jornadas de pruebas, tres veleros de Baiona y uno de Vigo se colocaron en cabeza de la clasificación de las diferentes clases de la competición, en la que están en juego tres trofeos: el Trofeo Carrumeiro Chico, el Trofeo Erizana y el Trofeo Conde de Gondomar.

El Trofeo Carrumeiro Chico, que finalizó este sábado tras más de 20 horas de navegación de ida y vuelta entre Baiona y la mítica roca de Corcubión, se cerró con victoria final del Yess del portugués Rui Ramada. El barco del Monte Real fue el más rápido en completar la prueba y la amplia ventaja que sacó al resto de barcos, le permitió hacerse también con el triunfo general una vez compensados los tiempos.

El Yess ganó todo lo que se podía ganar en la clase Open, en la que competía, y la novedad introducida este año en el Conde de Gondomar. Desde la organización decidieron incluir esta categoría para animar a la flota gallega a participar en la gran regata de altura de Galicia, y esto favoreció el regreso a la competición de barcos más pequeños como el Unus, de Luis García Trigo, que llevaba años sin poder participar.

Rompieron el spinnaker y les costó mucho finalizar la prueba por la escasez de viento en la zona de llegada, pero firmaron una brillante actuación que les permitió alzarse hasta el tercer puesto de la clasificación de los Open, por detrás del Txole, que quedó segundo. Uno de sus tripulantes, Carlos Quintás, mostraba su satisfacción por haber podido volver a “una de las pruebas más duras pero también de las más bonitas de las que se celebran en Galicia”, aseguró.

En la clase ORC del Carrumeiro los cajones del podio fueron para los tres barcos que más emoción le dieron a la regata, navegando muy pegados y sin darse tregua unos a los otros: el Aceites Abril de los hermanos Pérez Canal, el Solventis de Alberto Moro, y el Magical de Julio Rodríguez.

El segundo de los trofeos en juego, el Trofeo Erizana, salió a escena este sábado con una regata costera en la que participaron los barcos que no subieron el viernes al Carrumeiro. Salieron a las once desde la bahía de Baiona y navegaron hasta Subrido pasando por Carallones, la Negra y Bondaña, para acabar frente a las Cíes. Fue una regata fácil y rápida, que el Salseiro de Manuel Blanco (RCN A Coruña) completó en poco más de tres horas.

Tras compensar los tiempos, la victoria de etapa en la clase ORC fue para el Deep Blue 2.1 de Vicente Cid (RCN Vigo), que superó a La Burla Negra de Juan José Martínez (CN Castrelo de Miño) y al Nahela de Víctor Álvarez (CD Alagua), segundo y tercero respectivamente.

En la clase J80, el mejor equipo fue el del Alboroto, liderado por Juan Carlos Ameneiro, al que acompañaron sus tripulantes habituales: el que fuera campeón de España de la clase, Javier Aguado; Juan Lago y Javier Lago.

Una vez en tierra, Ameneiro hizo un buen balance de una regata en la que participan con el objetivo de ganar “y también para prepararnos de cara al Trofeo Príncipe de Asturias y el Campeonato de España que se celebrarán en septiembre en Baiona y, sobre todo, para la gran cita que será el mundial de la clase, que se disputará en 2023 también en Baiona”.

En la segunda posición de los J80 quedó otro barco del MRCYB, el Cansino de Alejandra Suárez; y el tercer puesto fue para el RCN de Portosín, de la mano del Due de Rafael Blanco.

En la competición de los Fígaros, que al igual que los J80 compitieron en tiempo real, el podio provisional quedó configurado por el Bouvento de Diego Pérez y David Fontán, en primera posición; el Erizana de Gemma González, segundo; y el Tutatis de Elena Raga en el tercer puesto.

Con la celebración, el viernes, del reto del Carrumeiro y la disputa, este sábado, de la costera para el resto de barcos que aún no se habían estrenado en la competición, toda la flota ha inaugurado ya marcadores y el Trofeo Conde de Gondomar – Gran Premio Zelnova Zeltia / Banco Sabadell cruza su ecuador. Por delante quedan ya solo dos jornadas y tres pruebas: la vuelta a Ons, este domingo a partir de las once; y dos bastones el lunes a partir del mediodía. La previsión meteorológica es buena para ambos días y todo apunta a que se podrá completar, sin problemas, el programa previsto.

El 47º Trofeo Conde de Gondomar está patrocinado por Zelnova Zeltia y Banco Sabadell; y cuenta con la colaboración especial de la Diputación de Pontevedra. En la competición también colaboran la Xunta de Galicia, el Ayuntamiento de Baiona, el concesionario Volvo Autesa de Vigo, la ginebra premium Martin Miller, la bodega Terras Gauda y la marca de ropa náutica Musto.