Nigrán inaugura el nuevo local social de Vilameán destinado a los mayores

El Ayuntamiento de Nigrán ha abierto ya oficialmente desde ayer el primer local destinado al ocio de los mayores en el corazón del núcleo urbano, en Vilameán, al lado del Consistorio. El grupo de vecinas que inició la recogida de firmas en el 2019 para contar con un espacio público autogestionado donde poder socializar fue el protagonista del primer día de apertura en una tarde dinamizada por Rey Midas y Valeria Baritas. Este nuevo espacio surge tras invertir el Ayuntamiento 110.064 € (a través del Plan Concellos 2020 de la Diputación) en la transformación de las antiguas casas de los maestros de Vilameán en un lugar para la convivencia comunitaria.

“Gracias a vosotros este local prácticamente sin uso a partir de ahora cumplirá una función social de la que estamos muy orgullosos”, les recalcó el alcalde, quien hizo entrega de las llaves al colectivo. “Aquí tenéis ya prensa diaria y juegos, ahora esperamos vuestras propuestas sobre qué más precisáis porque tal y como nos pidierais, el local estará totalmente bajo vuestra gestión y el Ayuntamiento colaborará aportando lo que consideréis, como podrían ser cursos de memoria o risoterapia, etc”. Así, a modo de inauguración, ayer el Rey Midas y Valeria Baritas dirigieron diversos juegos de memoria o simplemente dirigidos a generar risa entre el público.

Con esta remodelación, el Ayuntamiento da un paso más de cara a completar la humanización del entorno de la Casa del Ayuntamiento, ya que anteriormente el gobierno local creó un itinerario peatonal seguro pensando especialmente en los alumnos del CEIP Humberto Juanes. El propio proyecto fue redactado tras mantener el arquitecto y el regidor diversos encuentros con este grupo de mujeres. “El requerimiento fundamental era disponer de un lugar adaptado y confortable destinado a la convivencia y donde, al mismo tiempo, se puedan mantener reuniones o consultar la prensa. Lo que nos trasladaron es que desean tener un sitio donde sentarse a conversar, entretenerse con juegos de mesa o compartir conocimientos”, resume González, quien destaca la “buenísima impresión” que le causó el resultado de la reforma a las usuarias.

“Queremos que todo el centro de Nigrán sea un lugar de encuentro de los vecinos y caminamos en este sentido, en este núcleo disponemos de la Plaza del Ayuntamiento como lugar público de convivencia y ahora sumamos este local que, además, está a un lado de un centro educativo, siendo dos usos que nos gusta especialmente que convivan”, indica.

“Estamos también muy orgullosos de recuperar el patrimonio arquitectónico de Nigrán respetando la tipología original de las casas de los maestros”, señala en referencia al proyecto redactado por el estudio nigranés Aintegra. Así, el volumen original del edificio no se modificó, tan sólo se mejoraron los acabados renovando la cubierta y limpiando las fachadas, por lo que su relación con el entorno se mantiene exactamente igual. El objetivo paralelo fue poner en valor la planta original, muy desvirtuada por sucesivas reformas y que ahora vuelve a responder a la tipología de “Casas de los maestros” dispersas por toda la comarca del Val Miñor. Esto último implicó demoler la totalidad de la tabiquería interior para crear espacios diáfanos (el esquema que siempre se repite en estas construcciones es un único volumen de planta baja con aulario adosado a la vivienda y, usualmente y como es el caso, articulado por un patio de acceso). La nueva tabiquería cuenta con acabados en madera, carpinterías y mobiliario fácilmente desmontable.

La parte norte del edificio dispone de aseos adaptados y una sala de reuniones, manteniendo los huecos en la fachada para conservar esa iluminación natural que. La parte sur sirve para un uso más polivalente, con un espacio visualmente abierto que tiene mesas redondas, zona de consulta de prensa o internet y/o de descanso informal con sofás. Adicionalmente, se recuperó el patio interior cubierto como zona de acceso y comunicación entre ambos lados y, además, pone en valor la estructura de vigas de hormigón original al limpiarse sus revestimientos para dejarlas a la vista en el interior (el resto de los acabados son en blanco excepto los servicios, que se revisten con panelados en madera de roble).