OVALMI pide medidas que amortigüen la subida de costes para negocios y autónomos

FOTO: PABLO F. ESTÉVEZ // Terraza en Nigrán.

Desde la aparición del COVID-19 en nuestras vidas, todo a nuestro alrededor ha cambiado, nuestra mentalidad, la forma de relacionarnos, nuestros hábitos de consumo… La Asociación de Empresarios e Comerciantes do Val Miñor (OVALMI) quiere poner de relieve las condiciones que a día de hoy deben afrontar todo tipo de negocios (hostelería, comercio, peluquerías, talleres, construcción…).

La luz, el gas, los carburantes, las materias primas, el transporte… y un largo etcétera, están alcanzando cotas no recordadas en toda nuestra historia, lo que dificulta, día a día, el trabajo de millones de autónomos y pequeñas empresas que siguen luchando a pesar de todo. El conflicto que se ha desencadenado entre Rusia y Ucrania está llevando al desabastecimiento de materias necesarias para el buen funcionamiento de los negocios.

“Por estas razones, deberían buscarse soluciones que amortigüen estos efectos en nuestros negocios y a su vez en la economía familiar. No se puede justificar que el precio del megavatio se establezca según la energía más cara, como tampoco se encuentra explicación a los impuestos tan altos que gravan los carburantes, lo que conlleva que su precio sea todavía más alto”, señalan desde OVALMI.

En estos momentos, se están convocando huelgas de transporte de carácter indefinido, lo que puede llevar al colapso de una economía duramente castigada a lo largo de estos últimos años. “Muchos empresarios ven con buenos ojos este tipo de iniciativas y están dispuestos a secundarlas, en busca de unas soluciones que están llegando tarde y que deben ser tomadas de forma urgente”.