Finaliza la reconstrucción del tramo colapsado del paseo de A Foz

Las obras de reconstrucción del último tramo de 50 metros del paseo de A Foz que se vino abajo a finales de 2018 están rematadas y este mismo martes el recorrido ya estuvo abierto al público. De este modo se cumplen los plazos facilitados por la Administración local y que fueron facilitados hace algo menos de un mes por el propio alcalde Carlos Gómez. En la mañana de ayer no quedaba maquinaria alguna sobre el punto de actuación, a excepción de un par de operarios que estaban ultimando las actuaciones con labores de regado del firme aparentemente para favorecer el curado del hormigón. La Jefatura Provincial de Costas, que adjudicó los trabajos a Tragsa por 195.171 euros a principios de septiembre.

Tal y como anunció este diario tras conocer el proyecto definitivo en el pasado mes de abril, el recorrido de primera línea de estuario literalmente pasó a la historia. Pese a que la variación supone un cambio sustancial en la apariencia del conjunto esta no se anunció claramente, sin embargo el retranqueo de cuatro metros anunciado sobre el terreno por el ingeniero del Servicio Provincial de Costas, Antonio Iglesias, lo daba a entender entre líneas al explicar que en su lugar iría la escollera sin comerle más espacio al estuario, y así fue. Todo apunta que ocurrirá lo mismo con los 150 metros restantes de paseo que en la actualidad muestra un deterioro considerable y que a simple vista recuerda al estado en el que se encontraba el tramo contiguo antes de derrumbarse. Y es que el problema de la construcción reside precisamente en la falta de un conjunto empedrado sobre el que se sustenta la construcción como el recientemente colocado, lo que provoca que con el paso del tiempo y la erosión del agua la estructura interna se vaya ahuecando.

Con el remate de los trabajos, Baiona podrá por fin dar un carpetazo parcial a una de sus problemáticas más enquistadas en obra pública del municipio durante años, ahora queda por delante la tramitación y posterior ejecución de la “Fase 2” del proyecto que abarcaría el espacio restante hasta cerca del puente, y que casi con toda seguridad se saldará con la eliminación del recorrido más cercano al estuario.