La Unidad del Dolor Crónico del Meixoeiro, reconocida por su atención en telemedicina durante la pandemia

La Unidad del Dolor Crónico del hospital del Meixoeiro del Chuvi viene de ser reconocida a nivel nacional por su adaptación a las nuevas tecnologías en el tratamiento a los pacientes durante los meses más duros de la pandemia. El reconocimiento se produjo al obtener el primer puesto en la primera edición de los premios E-nnova Health 2021, convocados por las publicaciones Diario Médico y Correo Farmaceútico para galardonar las iniciativas digitales en salud que acercaran valor y mejoras a la calidad de vida de los pacientes.

El trabajo ganador en la categoría de telesalud y e-learning se tituló “Telemedicina, una nueva herramienta para la gestión del dolor”. En él se explica la adaptación a las nuevas tecnologías que llevó a cabo la Unidad entre marzo y mayo de 2020. “La Unidad, tras el inicio de la pandemia, se esforzó en no suspender consultas, debido a la importante cantidad de solicitudes. Por ese motivo, decidimos iniciar, desde el primer momento la teleconsulta como medio para estar en contacto con los pacientes”, explica la doctora Mónica Mayo, una de las autoras del trabajo.

En un marco tan excepcional, la Unidad del Dolor Crónico (UDC) intentó optimizar sus recursos, sopesando el riesgo-beneficio para los pacientes en ese período tan complicado. De hecho, entre el 14 de marzo y 25 de mayo del 2020 los profesionales de la Unidad efectuaron 1.500 actos médicos. La doctora Mayo subraya que “la actividad de la UDC de nuestra área durante la pandemia del SARS-CoV-2 se realizó sin suspensiones ni demoras en la atención, evitando desplazamientos innecesarios a la consulta presencial, mejorando la organización de la agenda hospitalaria, optimizando los niveles de prioridad y con alto grado de satisfacción de los pacientes”.

Grupos de pacientes beneficiados

Del análisis de los resultados que obtuvo la Unidad durante aquel período se constató la existencia de determinados grupos de pacientes que se beneficiaron de esa estrategia de trabajo mediante la telemedicina. Así, la herramienta digital acerca esos beneficios a pacientes que solicitan consulta por primera vez, para establecer un cribado o screening de primeras consultas; a aquellos que están en seguimiento para la revisión de los diferentes tratamientos; a los enfermos frágiles; y a los pacientes en tratamiento con fármacos opioides o con acción sobre el sistema nervioso central para control de los efectos secundarios.

Este cambio en el modo de trabajar permitió avanzar y aprender otras herramientas organizativas y asistenciales tanto para los profesionales como los pacientes. “Nuestro siguiente paso, que ya estamos en eso, será la implementación en la consulta diaria de TELEA, la plataforma de asistencia domiciliaria que permite el acceso telemático a los pacientes en su domicilio y su control en tiempo real por parte de los profesionales sanitarios”, afirma Mónica Mayo.