Vilas recupera su “banco con vistas”

Un mes exacto después de su sustracción, el lugar de Vilas en Morgadáns reestrena con orgullo el banco que con aires renovados servirá para atraer a curiosos y apasionados de las panorámicas. Y es que a 400 metros de altura, “A Laxe do Millo” ofrece unas vistas de excepción tanto a la costa como al interior de la comarca.

Miembros de la Comisión de Fiestas María Auxiliadora de Vilas comenzaron con su instalación desde primerísima hora de la mañana de ayer para tener todo dispuesto de cara a su inauguración oficial prevista a media mañana. La culpable de que el mirador vuelva a estar completo tiene nombre y apellidos: Yaiza Súarez, canaria y gallega de adopción desde hace siete años, decidió aportar su granito de arena a la causa a los pocos días de que se hiciese público el robo del banco de Vilas, inaugurado por primera vez en mayo de 2021.

El renovado mirador tiene un valor añadido y es que fue construido con sus propias manos sin experiencia previa. En el respaldo, un grabado da la bienvenida a los visitantes acompañado del escudo de la comisión y la rúbrica de su autora junto con la fecha. “Me siento feliz por verlo instalado y espero que puedan disfrutar de él muchas generaciones”, manifiesta Suárez. El actual mide dos metros de largo y casi duplica a su antecesor. Una vez más su artífice reitera con sorna que de este modo “cabe más gente”. La puesta de largo del elemento de descanso coincidió con la fiesta magosto celebrada en el local de la comisión de fiestas a pocos metros. A ella acudieron numerosos representantes de la asociación, el pedáneo de Morgadáns, Alfonso Misa; el alcalde de Gondomar, Paco Ferreira; o los ediles Nuria Lameiro y Jose Manuel Chamorro.

El presidente de la agrupación, Jose Luis Alonso Felipe, aprovechó para darle las gracias a todas las personas que desinteresadamente contribuyeron a su instalación que se alargó durante cerca de cuatro horas. “Lo que sacamos en limpio es que cuando alguien nos saca algo detrás vendrá otro que nos lo volverá a dar de manera altruista”, asevera. Tanto Ferreira como Misa agradecieron enormemente el gesto de Yaiza y adelantaron que hacia el mes de febrero el acondicionamiento de “A Laxe do Millo” se completará con la plantación de un roble y la colocación de varias mesas para convertir el lugar en un pequeño merendero, todo por cuenta de la Entidade Local Menor de Morgadáns.