Manifesto Miñor denuncia que el GES estará sin servicio este fin de semana por falta de personal

“Hoy mismo acabamos de saber que este fin de semana el GES del Val Miñor estará cerrado por falta de personal. A día de hoy hay 3 bajas sin cubrir y no existe bolsa de trabajo de la que tirar (ni está convocada la creación de una), teniendo que hacer turnos de 24 horas con una sola persona etc, simplemente inhumano”, denuncia Antonio Araújo, portavoz de Manifesto Miñor.

“Cuando D. Paco Ferreira dejaba fuera del Pleno de la Mancomunidad a Manifesto Miñor sabía muy bien lo que hacía: estaba eliminando del organismo más importante de la comarca a las personas que apostamos por llenar de contenido la Mancomunidad, y de paso eliminar también todo tipo de crítica y por supuesto de iniciativas en esa dirección”, añade Araújo.

Para Manifesto Miñor, los servicios que el GES le presta a la comarca son impagables y muchas veces con actuaciones heroicas, tanto por lo que arriesgan, como por el trabajo que hacen con tan pocos medios humanos. “El GES del Val Miñor siempre es el primero en llegar a apagar un incendio (por conocer el territorio) cosa que es fundamental, pero, el abanico de servicios prestados y actuaciones no se limita a incendios”, destaca el concejal de Gondomar.

En el año 2020 el GES del Val Miñor tuvo más de 2700 intervenciones, que fueron desde apagar incendios hasta retirar serpientes de las casas de los vecinos, pasando por excarcelaciones de accidentados en las carreteras de la comarca, retirada de árboles caídos por los temporales, atención a las riadas, rescate de mariscadores de las rocas, echar sal en las carreteras congeladas, recogidas solidarias de alimentos… o incluso haciendo pedagogía entre los más jóvenes y vecinos en general.

“Por eso desde Manifesto Miñor llevamos reclamando desde siempre la potenciación y refuerzo de este servicio básico mientras no se cree un verdadero Parque de Bomberos para una comarca con más de 50 mil habitantes fijos que se duplican en verano, con dos polígonos industriales”, recuerda Araújo, que responsabiliza al actual presidente de la Mancomunidad, el alcalde de Gondomar, Paco Ferreira, “de lo que pueda pasar, quedando los vecinos del Val de Miñor en manos de la suerte, y confiar que no pase nada”.