Gondomar acoge la salida de la Grava & Polbo, la primera prueba de gravel en Galicia

Todo está preparado para que este sábado, día 2 de octubre, se celebre en el Baixo Miño la esperada Grava &Polbo, la primera prueba ciclista que se celebra en Galicia con bicicletas gravel. Con la salida y la llegada situada en la Plaza Paradela del Concello de Gondomar, el recorrido abarcará hasta 100 kilómetros por carreteras, pistas forestales y senderos con un desnivel positivo de 2.500 metros. Todo un reto y en un entorno único para los amantes de esta modalidad que se practica sobre una bicicleta de manillar curvo al estilo del ciclismo de carretera de gran fondo, pero con cuadro y ruedas adaptadas para terrenos fuera del asfalto.

“El objetivo de la Grava & Polbo es aunar en una única prueba de esta nueva modalidad tanto a los participantes que buscan un recorrido exigente y de alta competición, como a los que prefieren disfrutarla de otra manera, más relajada”, comienza explicando José Comesaña, uno de los organizadores de la prueba. “Hemos escogido Gondomar porque nos parece el lugar idóneo para ello y estamos seguros de que a los participantes también les va a encantar”.

Por su parte el alcalde de Gondomar, Francisco Ferreira, afirma que “una vez más el municipio acoge una prueba ligada con el ciclismo, un deporte con gran arraigo y seguidores/as en nuestro municipio”. Se ha mostrado convencido de que será una jornada de esfuerzo y diversión unidos, en la que los participantes darán todo de sí para “dejarnos con ganas de más y la celebración de nuevas ediciones”.

En total, 100 kilómetros repartidos entre asfalto, pistas forestales y senderos. Un recorrido exigente por la combinación de kilómetros y desnivel acumulado -2.500 metros- pero adaptado para todos los niveles: en el kilómetro 43, los participantes podrán escoger entre realizar el recorrido completo o tomar una desviación para terminar con un total de 54 kilómetros.

Los avituallamientos y el pulpo, seña de identidad de la Grava & Polbo

Son, sin duda, uno de los puntos fuertes de la prueba. A lo largo de todo el recorrido de la Grava & Polbo, los participantes encontrarán cuatro puntos de avituallamiento y el cuarto de ellos, situado en el kilómetro 70, será especial. El Mavic Lounge Bar ofrecerá una experiencia diferente que los participantes podrán disfrutar con tranquilidad, y es que los cronómetros de cada competidor se pararán nada más llegar a este punto y se reactivarán al retomar la carrera, de manera que el tiempo de esta parada no contará para el resultado final.

Una vez cruzada la línea de meta y terminada la prueba, la experiencia continúa con una de las señas de identidad del evento: el pulpo. A cien metros de la llegada se situará un “pulpeiro” para que cada gravelero pueda recoger su tapa y su bebida como broche final de la Grava & Polbo.

El sábado, a partir de las 08:30 de la mañana, comienza la acción con una salida adaptada para cumplir con todas las medidas de prevención frente al Covid-19: los participantes dispondrán de media hora para cruzar la línea y arrancar el recorrido, como máximo, en grupos de dos en dos y cada diez segundos.

La Grava & Polbo cuenta con el patrocinio de Mavic, Giant España, Bici O Con y con la colaboración para la organización del Concello de Gondomar. También colaboran BiciSport, Aguas Mondariz, Frutas Nieves, Crown Sport Nutrition, Ciclismo a fondo, Bike, Pascual, CaffèMoccay, Bifrutas Pascual, SaúdeSport, Raúl Lamarca, Renault Rodosa, Rosquillas Cristaleiro, Xunta de Galicia y Diputación de Pontevedra.