Camos se convierte en la capital del motor por un día

FOTO: PABLO F. ESTÉVEZ // Os coches coparon o recinto do campo de fútbol da Camoesa.

Amantes del motor procedentes de toda Galicia y norte de Portugal no quisieron perderse la quedada organizada por un total de 25 personas pertenecientes a las entidades MVG Multimarca y Prado Competición además de otros colaboradores en el campo de fútbol del CC A Camoesa de Camos, Nigrán. El éxito de afluencia fue tal que lograron reunir a cerca de 400 vehículos tanto de calle como de carreras en una jornada en donde las preparaciones tanto de motor como de carrocería e interiores fueron los grandes protagonistas.

Esta es la primera ocasión que las dos agrupaciones unen fuerzas para llevar a cabo una concentración que en las últimas ediciones se venía realizando por separado, y el resultado fue más que satisfactorio. Los asistentes participaron en sorteos de accesorios, piezas “performance”, alineados o productos de limpieza, entre otros regalos, adquiridos por la organización y cedidos por los patrocinadores.

Además de los concursos que desde las 18 horas se organizaron en las categorías de coche más bajo, más ruidoso o más antiguo así como una competición de equipos de sonido y todo con música a ritmo de DJ. La miñorana Patricia Prado, de Prado competición, explicó que tanto ella como su equipo fueron los encargados de la logística, autorizaciones y de los coches de rallye, mientras que el grueso de los asistentes corrió por cuenta de MVG.

“Nos comentaron que querían hacer un evento de más calado, a lo grande y un mayor número de participantes, así que decidimos fusionarnos”, explica. Por el momento están estudiando la posibilidad de repetir la cita hacia primavera aunque no tiene confirmado emplazamiento. Contaría con conciertos en directo y foodtrucks. “Sería perfecto que nos autorizasen para poder acampar, pero dada la crisis sanitaria será complicado”, apunta Prado.

Poco más tarde de las 16 horas del sábado los vehículos fueron entrando uno a uno para quedar cuidadosamente aparcados en las cuadrículas destinadas para este fin, mientras que el terreno se convirtió en un auténtico “tetris” y allí permanecieron hasta pasadas las 21 horas. La cita también contó con una pequeña exposición de compraventa con vehículos tan exclusivos como un Maseratti o un Audi RS4.

El evento se desarrolló siguiendo los protocolos covid con el uso obligatorio de mascarilla en todo momento o el uso de hidrogel. Para tener controlados a todos los asistentes obligaron a rellenar una solicitud previa indicando datos y contacto para ser localizados en caso necesario.