Los vecinos de la calle Bouzavella en Panxón, desesperados por los atascos de los meses de verano

Los vecinos de la calle Bouzavella en Panxón están desesperados durante los meses de verano. La calle Bouzavella, que une la Carretera por la Vía con el cruce de Monteferro, ve multiplicado el tráfico de entrada y salida a playas. “Todos los días se producen atascos y disputas entre conductores ante la difícil maniobrabilidad, sufriendo los vecinos continuas discusiones, pitidos, insultos, etc, también de madrugada. En ocasiones incluso es la Policía Local de Nigrán la que tiene desplazarse al lugar para poder restablecer la circulación”, apuntan.

Adicionalmente advierten que durante los atascos queda escaso espacio para que peatones y bicicletas puedan pasar zigzagueando entre los coches. “Situación muy peligrosa, puesto que los conductores no son conscientes de la presencia de peatones y ciclistas que no disponen de un arcén o área destinada para su paso”.

Los vecinos llevan tiempo reuniéndose con el Ayuntamiento de Nigrán, y solicitándole una regulación del tráfico apropiada para los meses del verano que evite males mayores. “Si bien, el Ayuntamiento incluyó alguna señalización de control de velocidad y dos badenes de bajo impacto, estas medidas no son suficientes dado que la problemática y el riesgo de atropello persiste todos los veranos e incluso en algunos fines de semana de buen tiempo a lo largo del año. Según nos informaron, la Policía Local elaboró varios informes en los últimos años sobre la peligrosidad y urgencia de una regularización del tráfico en la calle Bouzavella en los meses de verano”, afirman los vecinos.