El PP de Baiona lamenta “la poca sensibilidad del tripartito en materia de accesibilidad”

El Partido Popular de Baiona acusa al gobierno local de carecer de toda sensibilidad en materia de accesibilidad al no continuar con el proyecto de instalación de un ascensor desmontable, en previsión de una futura remodelación de las instalaciones, en el edificio consistorial, para que las personas con movilidad reducida y discapacidad puedan realizar sus gestiones con autonomía. “Muestra de ello es que la partida de 49.342,16 euros que el anterior ejecutivo local del PP tenía concedida a través del Plan Concellos de 2019 para este fin y que había sido tramitada por la Concejalía de Accesibilidad y Urbanismo ha sido derivada a otros usos en lugar de gastarla en esta infraestructura tan necesaria”, afirman los populares.

“Precisamente, resulta insultante que en pleno año 2021 la administración más cercana al vecino, paradójicamente la misma que requiere accesibilidad a locales comerciales y establecimientos hosteleros para su licencia de apertura, no sea accesible para todas las personas que cuenten con limitaciones. Como ocurrió el pasado jueves con motivo de la celebración del pleno ordinario del mes de julio. Un concejal de la corporación municipal con discapacidad, concretamente el anterior edil popular en esta materia, necesitó de la ayuda de varias personas que tuvieron que cogerlo en peso para subirlo a la primera planta del Concello, donde se ubica el salón de plenos, y poder desempeñar su labor política para la que fue elegido por la ciudadanía baionesa. Hasta ahora salvaba este problema mediante una “oruga” pero su uso precisa de un responsable que el jueves no se encontraba en las dependencias municipales y se vio obligado a pedir ayuda a varios compañeros, con el riesgo que eso supone para los voluntarios y también para el propio edil”, relatan desde el PP.

Para los populares resulta lamentable que Baiona destaque por la carencia de servicios tan fundamentales como este. “Nuestro Concello es uno de los pocos de Galicia que no es accesible a los vecinos, lo que supone una pérdida de derechos para aquellas personas que, por diversas razones físicas, necesitan de un ascensor para poder realizar sus labores rutinarias dentro del consistorio. Por sus características históricas y de protección, el edificio municipal requiere de unos permisos especiales por parte de Patrimonio e Vivenda que, gracias al trabajo que se hizo en la anterior legislatura, ya se encontraban en su última fase de tramitación con la Consellería y se había buscado la financiación necesaria para solventar este problema del que éramos plenamente conscientes pero el tripartito decidió meterlo en un cajón y gastar el dinero en otra cosa sin importarle lo más mínimo el perjuicio que eso supone para los vecinos. Es lamentable e incomprensible”, califican desde el PP.