La flota pesquera realiza la tradicional Ofrenda del Mar en Panxón

El nuevo gerente de la Cooperativa de Armadores de Vigo, Edelmiro Ulloa, fue el encargado de presentar este sábado en el Templo Votivo de Panxón en Nigrán, la tradicional Ofrenda del Mar, una ceremonia que se celebra cada año desde 1939 en la histórica iglesia del arquitecto porriñés Antonio Palacios consagrada a la Virgen del Carmen, patrona de los marineros, organizada de forma rotatoria por las marinas mercante, de pesca, a la que le correspondió en esta ocasión, deportiva y por la Armada.

En su discurso, afirmó que el día de la Virgen del Carmen “resulta en nuestras vidas una celebración tan profunda y significativa, en la que podemos rendir el especial agradecimiento y tributo que siempre mereces, aunque día a día durante todo el año celebremos y agradezcamos permanentemente tu amparo”.

Edelmiro Ulloa recordó que la vida en la mar es de por sí compleja, “dura en muchas de las formas en las que acoge nuestras actividades”. En otras, dijo, “es también fuente de disfrute y alegría”. “Este año las circunstancias especiales que nos afectan han hecho, hacen ahora mismo, que esa vida en la mar sea mucho más complicada, llena de incertidumbres y preocupaciones para nuestros marinos, para sus familias, las ausencias se amplían en muchos casos por obligación, y se hacen más difíciles de llevar”.

“Amada Virgen del Carmen -continuó el presidente de ARVI-, en cada uno de esos momentos de tribulación, eres para todos guía y apoyo, la Madre que reconforta. También para aquellos que lloran la pérdida de seres queridos estás ahí siempre, intercediendo por sus almas ante tu Hijo, dándoles el consuelo tan difícil de obtener”.

Antes de la intervención del Obispo de la Diócesis de Tui-Vigo y Obispo promotor del Apostolado del Mar, Luis Quinteiro Fiuza, encargado de dar la réplica al Oferente, Edelmiro Ulloa quiso agradecer a la Virgen del Carmen “que seas la Estrella de los Mares tan necesaria, luz permanente y guía a puerto para nuestros marinos, alegría en el reencuentro con los nuestros y apoyo en su ausencia, su compañía en la soledad que conlleva a veces la vida abordo, consuelo para los que sufren la amargura de la pérdida definitiva”.

La octogésima segunda edición de la Ofrenda del Mar en el Templo Votivo de Panxón acabó, como viene siendo tradición, con la Bendición al Mar y el canto de la Salve Marinera. Como siempre la celebración estuvo acompañada por el Coro Stella Maris de Panxón. También asistieron, entre otras autoridades, la conselleira del Mar, Rosa Quintana, la delegada de la Xunta de Galicia en Vigo, Marta Fernández-Tapias, el presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, Jesús Vázquez Almuiña, y los alcaldes de Nigrán y Baiona, Juan González y Carlos Gómez.


El pase de diapositivas requiere JavaScript.