El PSOE insta a la Xunta a acometer las reformas demandadas por los centros educativos de Baiona

La diputada socialista por la provincia de Pontevedra, Leticia Gallego, mantuvo ayer una reunión con el alcalde de Baiona, Carlos Gómez, y con las ANPAS del CEIP Fontes-Baíña, CEIP Belesar, CEIP Sabarís y EEI O Areal, para presentar una batería de iniciativas que el PSdeG llevó al Parlamento de Galicia en relación a las necesidades específicas de los centros educativos de la villa.

“El Ayuntamiento de Baiona y las AMPAS de sus escuelas están hartos de las promesas incumplidas de la Xunta de Galicia”, reivindicó la responsable socialista, después de instar al gobierno gallego a acometer las reformas demandadas por los centros educativos del municipio, que “reclaman más inversiones y el arreglo de unas infraestructuras” para paliar la situación de “deterioro estructural provocada por el uso e inadecuación funcional de los centros a las exigencias educativas actuales y a la normativa vigente”.

Concretamente, Gallego reivindicó diversas reparaciones en el colegio Fontes-Baíña como el cambio del portalón de acceso al colegio, la instalación de una potabilizadora para el centro, la mejora de la luminaria o el cierre de una de los imafrontes del pabellón escolar.

Por otro lado, la diputada socialista exigió también una mejora de las instalaciones del colegio de Belesar, donde la AMPA demanda la adecuación de los vestuarios y de los servicios de infantil, el relevo del vallado del recinto escolar, así como un patio “decente y en condiciones”, ya que “el actual es de tierra, por lo que no disponen de un suelo adecuado para que las niñas y niños puedan jugar”.

En cuanto al colegio de Sabarís, la portavoz socialista reclamó “el arreglo urgente” de la cubierta, así como el cierre de los imafrontes del pabellón, “ya que filtra agua”, lo que “supone un enorme perjuicio para el alumnado”.

En el caso de la escuela infantil O Areal, la diputada socialista denunció que “está pendiente de una inversión de 250.000 euros por parte de la Xunta desde hace años” para acometer la ampliación y la mejora de sus instalaciones.

“Estos centros son un claro ejemplo de la mala gestión del gobierno gallego en materia educativa, ya que se trata de pequeñas actuaciones a las que se podría dar respuesta con pequeñas inversiones que tendrían cabida dentro de la partida de 2,5 millones de euros que el gobierno gallego orzamentó para la Consellaría de Educación”, concluyó.