La diócesis de Tui-Vigo celebra la fiesta del Sagrado Corazón

El pasado 11 de junio, la Iglesia conmemoró la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús en la que la liturgia se centra en el amor que Dios tiene a su pueblo, simbolizado en el corazón de su divino Hijo, Jesucristo. A pesar de las limitaciones provocadas por la pandemia de la Covid-19, varias comunidades de la diócesis de Tui-Vigo han celebrado de manera especial esta devoción como en el caso de la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús en Vigo, la de San Benito de Gondomar y el Convento de las Madres Dominicas de Baiona.

La parroquia viguesa del Sagrado Corazón de Jesús celebró su fiesta grande con la creación de una alfombra floral en el atrio del templo -situado en un bajo de la calle Rosalía de Castro- que recibió durante la tarde del viernes a quienes asistieron a la misa. Además, después de la eucaristía, se organizó un concierto con alumnos y alumnas del conservatorio Mayeusis de Vigo.

En Gondomar tras la celebración de la misa solemne amenizada por el coro parroquial, la comunidad cristiana de San Benito pudo procesionar la imagen del Sagrado Corazón acompañada por los niños y niñas que recibieron el sacramento de la Primera Comunión el pasado 6 de junio, día del Corpus Christi.

También en la iglesia conventual de las hermanas dominicas de Baiona se venera al Sagrado Corazón de Jesús con una imagen adquirida en el año 1867. Durante el mes de junio, el monasterio celebra esta solemnidad con devoción y piedad mediante la adoración Eucarística diaria y la celebración de la misa solemne que, en esta ocasión, fue presidida por el obispo de Tui-Vigo, Luis Quinteiro Fiuza. La tradicional procesión por las calles de la villa se ha suspendido debido a la pandemia.

La devoción al Sagrado Corazón de Jesús se remonta a mediados del siglo XIX, concretamente al año 1844, cuando nace el movimiento eclesial del Apostolado de la Oración en una casa de formación de jóvenes jesuitas ubicada en Vals-près-le-Puy -sur de Francia-, gracias al sacerdote jesuita Francisco Javier Gaurelet. A través de la Compañía de Jesús, esta devoción pronto se expande por España y por el mundo entero.

En marzo de 2018, el papa Francisco constituye la Red Mundial de Oración del Papa (Apostolado de la Oración) como obra pontificia, con sede legal en el Estado de la Ciudad del Vaticano, cuyos estatutos fueron reformulados y aprobados ese mismo año. En 2019, además, celebraron su 175 aniversario.