El PP de Gondomar critica el retraso y las deficiencias de las obras de saneamiento del barrio de Fontenla en Vilaza

La portavoz del Partido Popular de Gondomar acudió esta semana al barrio de Fontenla en Vilaza donde el Ayuntamiento de Gondomar está ejecutando obras de saneamiento después de que estas se encuentren paradas desde hace semanas, causando diversos inconvenientes a los vecinos. En la visita hecha a las obras, los miembros del PP pudieron comprobar el estado en el que se encuentran, pendientes del final y reposición del firme del camino y con varias tapas de arquetas sueltas, lo que puede producir daños a los usuarios del mismo.

Los vecinos advirtieron del peligro que supone para los coches y las personas una arqueta que se encuentra medio abierta y que permite que cualquiera pueda caer en la misma. Al mismo tiempo en estos días de lluvias las piedras y tierra arrastradas por el agua van directamente a la alcantarilla, aumentando el caudal en la red general de saneamiento y con muchas posibilidades de obstruirlo.

Las obras de saneamiento en Ramal del Núcleo de Fontenla en Vilaza, que comenzaron los primeros días de febrero, fueron adjudicadas el pasado 16 de diciembre por un importe de 27.845,20 € y con un plazo de ejecución de cuatro semanas, por lo que ya acumulan más de mes y medio de retraso, tiempo que los vecinos siguen sufriendo las consecuencias.

La portavoz del Partido Popular de Gondomar, Paula Bouzós, vuelve a incidir en que “estamos una vez más ante un incumplimiento por parte de una empresa adjudicataria de una obra, y la oposición tiene que realizar el trabajo de control y seguimiento de las obras que debería realizar el gobierno municipal, que cuenta con siete concejales con dedicación exclusiva”.