El BNG exige en O Galiñeiro la paralización del proyecto eólico

En la subida a O Galiñeiro realizada este viernes, el Bloque Nacionalista Galego exigió la paralización del proyecto eólico y demandó mayor protección ambiental para Sierra en su conjunto. En ese sentido llevarán al parlamento y al ayuntamiento nuevas iniciativas para urgir la paralización cautelar del proyecto así como para ensanchar el grado de protección ambiental de O Galiñeiro, proponiendo su inclusión en el Parque Natural del Aloia.

En la acción en defensa de la Serra do Galiñeiro participaron la portavoz municipal del Bloque en Gondomar, Manuela Rodríguez Pumar, la diputada y el diputado, Carmela González y Luis Bará, además de otros cargos orgánicos del BNG, junto con una representación de la Junta Rectora de la Comunidad de Montes Vecinales en mano común de Vincios encabezada por su presidente, Alberto Covelo.

El diputado, Luis Bará, calificó el modelo eólico del PP como una “amenaza de megainvasión eólica disfrazada de verde que pretende espoliar nuestros recursos para repartirlos como un botín entre las grandes empresas eléctricas”. Y advirtió que “queremos decir alto y claro a la Xunta del PP que no vamos a permitir este expolio, que defenderemos el país en su conjunto y este espacio emblemático en concreto de la depredación por parte de las grandes eléctricas”.

Por su parte, el presidente de la Comunidad de Montes, Alberto Covelo, explicó que, de ir adelante, este proyecto eólico los apartaría de la totalidad de su monte, ya que 400 hectáreas quedarían fuera de su gestión directa. “Nos quitaron las herramientas legislativas y normativas que podían impedir este atropello. Ahora el único arma que nos queda somos nosotros, la comunidad de montes, vecinas y vecinos, la plataforma en defensa de la Sierra y todos los colectivos que la conforman, las fuerzas políticas que se posicionan claramente contra la instalación de los molinos en nuestro monte. Y seguiremos haciendo acciones como esta, seguiremos luchando para impedir que nos lo roben”.

Dentro de la ofensiva que la organización nacionalista está desplegando por todo el País, el BNG denuncia que el modelo eólico depredador del PP insiste en el papel de Galicia como mera productora de energía -con independencia de sus costes económicos, sociales y ambientales-, para generar importantes beneficios económicos puestos en las manos privadas de grandes empresas de capital foráneo y desviar la energía producida para el suministro a otros territorios, básicamente del Estado español. Por el contrario, el Bloque defiende una energía eólica sostenible, justa y gallega. Un otro modelo en que Galicia se beneficie de su condición de potencia productora para la industrialización del país, para la obtención de una tarifa eléctrica propia y para mejorar la deficiente calidad en el suministro de energía eléctrica.