Gondomar instalará una caldera de biomasa en su Centro de Desenvolvemento Local

La delegada territorial de la Xunta de Galicia en Vigo, Marta Fernández-Tapias, mantuvo hoy por videoconferencia un encuentro con los alcaldes de Gondomar, Francisco Ferreira, y Redondela, Digna Rivas, a los que informó sobre la concesión de cerca de 173.000 euros para proyectos de mejora energética en ambos municipios. Concretamente informó que las ayudas permitirán sustituir las actuales calderas de gasoil por biomasa en el Centro de Desenvolvemento Local de Gondomar, con una aportación de 79.546,37 euros, en el Conservatorio de Redondela (53.490,05 euros) y en el Multiusos de Chapela (42.792,04 euros).

En este contexto, Fernández-Tapias destacó la apuesta del Gobierno gallego por lograr una Galicia más verde, a través de apoyos que buscan fomentar tanto el uso de las energías renovables como una mayor eficiencia energética, tanto en el campo de los hogares gallegos, como de las administraciones, empresas y entidades. En el conjunto de Galicia esta línea de apoyos, de la Vicepresidencia económica y Consellería de Economía, Empresa e Innovación, reserva 2,42 millones de euros para apoyar un total de 148 proyectos de energías renovables térmicas en administraciones locales, empresas y entidades sin fines de lucro.

La instalación de esta nueva caldera en el Centro de Desenvolvemento Local de Gondomar responde a la política de ahorro energético y a la apuesta por el uso de energías renovables que desde el Ayuntamiento, a través de su Concejalía de Medio Ambiente, viene apostando desde el inicio de la legislatura. Esta nueva instalación térmica de biomasa dará servicio de calefacción a las instalaciones. El proyecto contempla además la colocación de un depósito de inercia de 1000 litros que almacena la energía que genera la caldera, así como la instalación de un contador para la medición de Kwh térmicos consumidos, un sistema de telegestión con comunicación de alarmas, entre otras características.

El alcalde Paco Ferreira mostró su satisfacción ante la posibilidad de optar a esta financiación y seguir fomentando el uso de la biomasa forestal, una energía renovable con reducido impacto ambiental que por su carácter autóctono favorece el autoabastecimiento y la seguridad de suministro a precios competitivos, al tiempo que “reduce la contaminación y nuestra huella ambiental en el planeta”.

En concreto se concedieron 56 ayudas para proyectos de biomasa en ayuntamientos por un importe de algo más de 941.000 euros; 25 para iniciativas de biomasa en empresas y para autónomos por 329.000 euros; y 7 actuaciones de biomasa en entidades sin fines de lucro por 321.000 euros. Además, se apoyarán diversos proyectos de empresas y autónomos: 47 de aerotermia (cerca de 515.000 euros), 9 propuestas de geotermia (287.000 euros) y 4 de solar térmica (casi 32.000 euros).

Con estas ayudas, que disponen de una intensidad del 80% para las administraciones y las entidades sin fines de lucro y una media del 60% para empresas con un máximo de 250.000 euros por proyecto, se prevé movilizar alrededor de 5 M€.