El BNG denuncia la incapacidad política del alcalde de Gondomar para elaborar un presupuesto propio

Gondomar comienza un año más sin propuesta alguna de presupuesto económico para el 2021 por parte del gobierno. Ante nuevamente de la incapacidad de Paco Ferreira para aprobar un presupuesto propio por sexto año consecutivo, a pesar del PSOE contar ahora con un gobierno con mayoría absoluta, el BNG de Gondomar, a través de la portavoz municipal, Manuela Rodríguez, denuncia la incompetencia del gobierno socialista para diseñar y aprobar unas cuentas adaptadas a las necesidades actuales del ayuntamiento y al contexto de la crisis provocada por la pandemia, limitando la acción política del ayuntamiento en el 2021 a unas cuentas del PP que ya eran deficientes en el año 2012.

“Como solución el gobierno local está incurriendo en una falta reiterada de control del gasto y en el abuso de las modificaciones presupuestarias, uso de remanentes y levantamiento de los reparos del departamento de Intervención, más de doscientos en el ejercicio 2019. Como ejemplo de su falta de control, en el 2020 se pagaron del orden de 830.000 € de gastos pendientes de 2019 provocando la consiguiente reducción del presupuesto para gastos del propio ejercicio 2020”, indica Rodríguez. “Y hoy mismo, el alcalde convocó una comisión especial de cuentas para informar de una nueva modificación presupuestaria por 970.000 €”.

Desde el BNG le recuerdan a Ferreira que los remanentes de tesorería no son ilimitados y que deberían estar reservados a paliar las consecuencias de la crisis social y económica provocada por la pandemia, en forma de reforzamiento de los servicios sociales y de ayudas a las familias y a las pequeñas empresas y personas autónomas, y no para afrontar gastos extraordinarios no urgentes o gastos corrientes que deberían estar contemplados en un presupuesto común.

“Es un insulto a vecinas y vecinos de Gondomar, y más en los tiempos que corren, que un gobierno con mayoría absoluta, que tiene, a mayores del alcalde, cuatro concejales/as con dedicación exclusiva más uno con dedicación parcial -que perciben 300.000 € anuales en salarios-, sea incapaz de presentar una propuesta de presupuesto para 2021, que es parte de su trabajo. Queda clara su incompetencia”, denuncia la portavoz del BNG. Y añade: “La falta de presupuesto propio denota también la ausencia de proyecto de este gobierno socialista, capitaneado por un alcalde que gusta de gobernar a golpe de impulsos y ocurrencias, basado únicamente en la utilización perversa de su mayoría absoluta”.