Gondomar estudia soluciones para su depuradora

FOTO: PABLO F. ESTÉVEZ // Contorna da depuradora de Gondomar completamente asolagada de auga a mediados de decembro.

Las inundaciones en Gondomar son una constante que se repiten año tras año aunque aquí la peor parte se la lleva la Estación de Aguas Residuales, EDAR, que con la crecida del río ésta se desborda y echa gran parte de las fecales sin tratar al cauce del Miñor. Pese a que cuenta con una capacidad de cobertura para 24.000 habitantes, los problemas de rendimiento que sufre la infraestructura son constantes.

El alcalde Paco Ferreira considera que la situación cesaría con la ampliación de las instalaciones pero también con una auditoría del saneamiento que, aunque es independiente al aumento en el rendimiento de la EDAR, cree que ayudará en gran parte a optimizar el servicio. “Es importante tenerlo todo inventariado ya que hablamos de un sistema con décadas de antigüedad”, añade. De hecho, el estudio ya está en curso y las primeras conclusiones obtenidas tan sólo en una pequeña parte del entramado de tuberías que se extienden a lo largo de 7 kilómetros son esclarecedoras. Entre las principales incidencias destacan roturas en colectores, filtraciones de pluviales a la red y conexiones irregulares al servicio, que en muchos casos no están realizados correctamente afectando negativamente al rendimiento.

Además los colectores fabricados en fibrocemento están muy anticuados, con grietas por donde se cuelan las raíces de los árboles obstruyendo su caudal. Ferreira cuenta con que el informe esté rematado a lo largo del primer semestre de 2021 y fue contratado a una empresa externa como obra menor, lo que implica que su coste en ningún momento puede sobrepasar de los 15.000 más IVA. La iniciativa planteada por el regidor es una muestra de colaboración entre administraciones que se suma a la construcción de un nuevo tanque de decantación propuesta por Augas de Galicia en la EDAR, y que permitiría dar servicio a 50.000 personas. El Concello por su parte dio su visto bueno y sólo tendría que ceder los terrenos sobre los que se extendería el anexo al complejo existente ubicado a muy pocos metros del lecho fluvial, que desemboca en el estuario de A Foz. Por el momento están a la espera de la memoria del proyecto para saber cuánta extensión de terreno es la que necesitan para comenzar con las obras de ampliación de la depuradora. Una vez que lo reciban de manos de la Xunta deberán de estudiar las fórmulas de adquisición de las parcelas sin descartar las expropiaciones “como última vía”. “Todavía no tenemos plazos pero la intención es que la iniciativa se formalice lo antes posible”, explica.

El inventariado y auditoría de la red se extenderá por la infraestructura troncal de saneamiento que ronda los siete kilómetros de longitud, hasta el parque empresarial de A Pasaxe, pero según explicó “lo ideal es que llegue hasta la altura de Fraga”. De este modo sabrán con exactitud cuántos enganches pertenecientes a núcleos de Vigo utilizan la red de Gondomar. “Sabemos que parte del CUVI acaba en nuestra EDAR, además de Zamáns y Valladares, lo que conlleva más exigencias en el rendimiento de las instalaciones de depuración”, finaliza.