El Álvaro Cunqueiro pionero en Galicia del recambio de la válvula mitral

El área de Cardiología del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo incorporó a su cartera de servicios una noticia técnica por la que es posible sustituir la válvula mitral en el corazón del paciente por una prótesis a través de un procedimiento mínimamente invasivo, por una pequeña incisión en el tórax. Así, el Álvaro Cunqueiro se convierte en el primer hospital de Galicia y en el tercero de España en realizar esta técnica. Con su puesta en marcha en el Servizo Galego de Saúde, Galicia se sitúa a la vanguardia de este tipo de tratamientos.

Los primeros receptores fueron dos pacientes, una mujer de 68 años y un hombre de 77, a los que la pasada semana se les implantó una prótesis de la mitral a través de la vía transapical. Según explica uno de los responsables de estas intervenciones, el cardiólogo Rodrigo Estévez-Loureiro, “el abordaje consiste en llevar la endoprótesis hasta el corazón, utilizando un catéter que se introduce a través de una pequeña incisión debajo del pecho del paciente hasta conseguir su colocación definitiva en la posición correcta. Todo este proceso se realiza sin parar el corazón. Estamos muy satisfechos con los resultados en los dos primeros pacientes, ya que resultó un éxito y ambos están ya en planta y presentan una evolución favorable”.

Mejores resultados

Debido al alto riesgo de una operación quirúrgica convencional en este tipo de pacientes, el servicio de Cardiología dirigido por el doctor Andrés Íñiguez y el de Cirugía Cardíaca dirigido por el doctor Juan José Legarra se decidieron a realizar la implantación de endoprótesis mediante técnicas a través de catéter, que son mucho menos invasivas. Están indicadas en pacientes que no son buenos candidatos a cirugía convencional.

“Con estas técnicas mínimamente invasivas, se evitan gran parte de los riesgos y las complicaciones asociadas a una cirugía clásica de corazón. Este último procedimiento está especialmente indicado en pacientes que presentan pérdida de fuerza del corazón, con insuficiencias mitrales severas funcionales y de alto riesgo quirúrgico. Calculamos que podríamos realizar entre 5 y 10 casos anuales de implantación valvular mitral por medio de este abordaje”, explica Estévez-Loureiro.

Prótesis especialmente diseñada

El equipo de especialistas del Complejo hospitalario vigués cuenta con gran experiencia nos implantes de determinadas prótesis de corazón, “sin embargo, el recambio de la válvula mitral no es cómo el de la aorta. Es mucho más complicado, ya que la mitral es una válvula de mayor tamaño y que está en una localización delicada, rodeada de otras estructuras cardíacas importantes”, explica el doctor Estévez-Loureiro.

Otra de las ventajas de este procedimiento, además de evitar la cirugía abierta, radica en la misma prótesis, que está especialmente diseñada para acomodarse al anelo mitral y quedar perfectamente sellada para evitar fugas de sangre del ventrículo a la aurícula.

La prótesis es de Nitinol, aleación de níquel y titanio, presenta una gran elasticidad y está recubierta de una membrana para conseguir un adecuado sellado de la sortija.

Equipo multidisciplinar

En la realización de estos procedimientos participaron de forma conjunta facultativos y personal de enfermería de las Unidades de Cardiología Intervencionista, Imagen Cardíaca, Cirugía Cardíaca, Cardiología Clínica y Anestesia, ya que se bien se trata de un procedimiento menos invasivo que una operación a corazón abierto, es necesaria igualmente la colaboración multidisciplinar de varios especialistas.

El equipo sanitario controla los movimientos del catéter y el modo en que se van desarrollando todos los pasos a través de distintas técnicas de imagen como la fluoroscopia, la ecocardiografía transesofágica y el TAC.