Ferreira pide a la Xunta inversiones en saneamiento e infraestructuras para Gondomar

El alcalde de Gondomar, Paco Ferreira, se entrevistó este lunes con la responsable de Infraestructuras de la Xunta de Galicia, Ethel Vázquez, para ultimar la ampliación de la EDAR (planta de depuración), llevar a cabo a mejora de la red de saneamiento municipal, inversiones para el Polígono Industrial de A Pasaxe, el transporte público y la remodelación de la intersección de la Avenida Elduayen con la PO-331 y PO-340.

El encuentro mantenido entre el regidor gondomareño y la conselleira de Infraestruturas, Vivenda e Solo comenzó mostrando el agradecimiento del alcalde por la gestión llevada a cabo por la conselleira y su equipo, tanto en lo referido al transporte de viajeros, como la inversión que supondrá para Gondomar que la Xunta de Galicia siga gestionando la depuradora de saneamiento municipal por otros cuatro años más, aunque también el regidor manifestó su descontento por no incluir el gobierno autonómico en su nuevo presupuesto inversiones específicas para Gondomar, lo que obligó a presentar enmiendas al mismo.

La reunión también sirvió para que el alcalde había propuesto a la conselleira de Infraestructuras la necesidad de remodelación de la rotonda de la Avda. Elduayen, concretamente la intersección entre esta y las carreteras autonómicas PO-331 y PO-340, un punto en el que se generan importantes atascos y problemas de seguridad vial, al ser un lugar con mucha afluencia de tráfico rodado, incluyendo el transporte pesado y el público de viajeros y escolar, y dada su actual morfología, la fluidez es muy difícil debido al mínimo espacio de carriles.

Remodelación de la que ya el Ayuntamiento encargó y elaboró un proyecto “que pasa por la reconfiguración del área, incrementando los espacios de relación y desplazando el eje de la rotonda, incrementándose así la superficie y el radio de giro, facilitando la entrada y la circulación de más vehículos y maniobra de camiones y autobuses”. La reforma se completaría con la creación de un carril directo de comunicación Ramallosa-Tui que no tenga que pasar por la rotonda, aliviando así la cantidad de tráfico que diariamente atraviesa este punto.

Por otra parte, también pidió a la Xunta de Galicia que dote de iluminación la carretera PO-331 en el tramo de Pego Negro hasta el casco urbano, competencia del gobierno gallego, así como modernizar las luminarias en el tramo de la PO-340 que transcurre entre Gondomar y A Ramallosa.

La conselleira y el alcalde también pusieron sobre la mesa las obras que se están ejecutando en la PO-331, a su paso por el Polígono de A Pasaxe, con las que el gobierno gallego quiere poner fin a este punto negro circulatorio. Obras que se coordinaron entre ambas administraciones y que ya formarán parte de la urbanización del futuro Polígono de A Pasaxe, por lo que Paco Ferreira demandó de la Xunta de Galicia su financiación para liberar económicamente a los empresarios de la parte proporcional que les tocará pagar.

Por último, respecto a las nuevas líneas de transporte puestas en marcha recientemente en la comarca con la entrada de la noticia concesionaria, el alcalde le solicitó incrementar las frecuencias hasta el 10% que permite el contrato, la implantación de la tarjeta gratuita “Xente Nova” para los menores de 21 años, y firmar el convenio de transporte metropolitano para la reducción de tarifas y mejoras para el vecindario.

El alcalde Paco Ferreira se mostró satisfecho tras el encuentro con la conselleira, que quedó de estudiar con detenimiento cada una de las iniciativas trasladadas por el regidor.