El BNG denuncia que Gondomar no cumple el protocolo COVID de limpieza en los CRA Antía Cal

El BNG de Gondomar denuncia que el gobierno municipal socialista no está cumpliendo con las normas sanitarias del protocolo de adaptación al contexto COVID-19 en los centros de enseñanza elaborada por la Consellaría de Educación, en el que respeta a la limpieza del Colegio Rural Agrupado (CRA) Antía Cal de Gondomar.

En el documento de 31 de agosto, de actualización de las recomendaciones sanitarias diera protocolo, se recoge que el protocolo de limpieza y desinfección de cada centro debe contemplar que durante la jornada lectiva una persona del servicio de limpieza realizará una limpieza de superficies de uso frecuente y aseos por lo menos dos veces en la jornada.

A pesar de ser el protocolo de limpieza obligatorio para el Ayuntamiento, como responsable del mantenimiento y conservación de los centros de infantil y primaria, en el caso del CRA, que consta de 5 aulas parroquiales, esta limpieza y desinfección solo se está realizando en el aula de Peitieiros, por su cercanía al CEP Neira Vilas, pero no así en las de Couso, Chaín, Morgadáns y Vilaza.

Así lo confirmó el propio Alcalde, Paco Ferreira, en la reunión de la Comisión de Seguimiento del Covid realizada el pasado lunes día 14 de septiembre, en respuesta a la pregunta formulada por la Portavoz del BNG, Manuela Rodríguez, y así sigue siendo según confirmación del propio centro en la mañana del jueves.

Según la concejal nacionalista, “en las aulas del CRA, cada una con entre 13 y 19 crianzas de edades comprendidas entre los 3 y los 5 años, se hace mucho más necesaria la desinfección si tenemos en cuenta que en estas edades no usan máscara. Sin embargo, el Alcalde respondió que al conformarse en grupos “burbuja” no era necesario, que podía limpiar el personal docente. Vaya, que vio decir algo así como decir que el grupo de gobierno podía limpiar la casa consistorial”.

“Llama la atención que eluda con esta respuesta a falta de limpieza de cuatro aulas, cuando sí la realiza en una de ellas, señal de que tan innecesario no es”. El BNG se pregunta si esta decisión obedece más bien a una visión economista que pretende anteponer el ahorro de personal a la salud en las aulas.

Esta actitud del gobierno municipal de Gondomar es negligente por no acatar el cumplimiento de las normas que le competen y por no colaborar en el mantenimiento de un espacio seguro desde un punto de vista higiénico y de la salud de las crianzas y sus familias. “Desde el BNG instamos al Alcalde a que no huya de su responsabilidad y exigimos que preste el servicio de inmediato”.