Carmela Silva ensalza en Gondomar “a las mujeres guerreras gallegas de las que heredamos la fuerza para luchar por la igualdad”

El homenaje a la mujer gallega y la reivindicación de su fuerza fueron hoy los hilos conductores de la nueva acción del programa contra las violencias machistas “Mulleres en Acción. Violencia Zero” que se desarrolló en Gondomar, la actuación “tribal” de la cantante Zeltia, acompañada de Andrea, y en la que la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, volvió a reiterar el firme compromiso de la institución provincial en la lucha a favor de la igualdad. “Hablamos de un sueño que puede cambiar el mundo“, dijo Carmela Silva, que estuvo acompañada en este concurrido acto en la plaza de Paradela por el alcalde, Francisco Ferreira, la diputada de igualdad, además del personal del CIM de Gondomar, alumnas y alumnos de los talleres de empleo del ayuntamiento, y representantes del gobierno municipal.

En su intervención, la presidenta provincial quiso ensalzar el papel de las mujeres gallegas luchadoras “nuestras bisabuelas, abuelas y madres, que trabajaron a destajo, en silencio y sin reconocimiento, pero que hicieron que Galicia sea hoy lo que es; esas mujeres de las que somos herederas y por las que tenemos esa fuerza para seguir luchando”. Carmela Silva agradeció que mujeres jóvenes como la propia protagonista de la acción artística Zeltia y su compañera de acción Andrea, “den el relieve en esta batalla contra la violencia visible e invisible que sufren las mujeres y que llevan su mensaje, que es la más hermosa del mundo, la lucha por la igualdad”. Una lucha que, volvió a insistir, “tiene que ser una prioridad para todas y para todos”. “Necesitamos que los hombres nos acompañéis en esta lucha indicó. Nosotros seremos felices porque tendremos derechos. Pero vosotros seréis más felices porque viviréis del lado de mujeres felices”. Silva recordó los espantosos datos de la violencia machista, que este año ya dejó 25 mujeres asesinadas, cuatro en las pasadas semanas, 55 el pasado 2019 y más de mil desde el 2003, en que comenzaron a contabilizarse los datos. “Siempre además de formas tan crueles. Quemadas, matadas a golpes, tiradas por huecos de las escaleras, rotas en trozos… Sé que son cosas que son y suenan duras, pero es la verdad. Es lo que padecen las mujeres y hay que contarlo. ¿No es un argumento más que brutal para que nos pongamos todas y todos en contra de esa violencia? Hay que ponerle freno a estas violencias que padecemos por el simple hecho de ser mujeres”.

Por su parte, el alcalde Francisco Ferreira agradeció el apoyo de la Diputación al Ayuntamiento de Gondomar y, más en concreto, lo de Carmela Silva, “alguien que ponen en referencia el valor de las mujeres”, y mostró la necesidad de “estar todos y todas unidos en la causa” de la igualdad. Señaló que en la actualidad hay veinte mujeres que son víctimas activas de la violencia de género en este ayuntamiento y “que necesitan la vigilancia y la ayuda de todos nosotros”. En lo que va de año hubo 12 denuncias por maltrato y hay 5 órdenes de alejamiento, “por lo que el compromiso de las administraciones en esta lucha es fundamental; y tenemos que implicarnos no sólo en la lucha contra la violencia física, sino también psicológica”. Añadió que estas situaciones se agravaron en esta época de confinamiento “y ahí es donde tenemos que estar más atentos, con la colaboración entre la Policía Local, la Guardia Civil y el vecindario, tenemos que detectar estos problemas y no dudar para nada en actuar el fin de poner la salvaguarda los intereses de las víctimas”. “Tenemos que trabajar hasta que la violencia sea cero cero”, concluyó.

En su actuación en la Plaza de la Paradela, Zeltia, que pidió el compromiso de las administraciones para visibilizar estos actos “que dan vida a las mujeres”, ofreció un recital de canto a la tierra con hondura en las letras y una voz incomparable con sonidos tribales de bosque autóctono. Una acción que reivindicó la figura de la mujer gallega a lo largo del tiempo, de fortaleza y empoderamiento, haciendo resurgir a la mujer guerrera al bies de la música y de los elementos ambientales. Zeltia siempre dice que “si la vida es un reto, la mujer demuestra superación”.