Baiona plantea peatonalizar Elduayen y Carabela Pinta los fines de semana

FOTO: PABLO F. ESTÉVEZ // Os valos xa están colocados ao longo do percorrido e contan cun panel informativo.

Calles completamente peatonales, libres de vehículos con el fin de disuadir las aglomeraciones de tráfico y pensada para los viernes, sábados y domingos de los meses fuertes de verano. Este es el último proyecto planteado desde el gobierno local de Baiona para Elduayen y Carabela Pinta, sus principales arterias y que estaría enmarcado en el contexto de la nueva normalidad postcoronavirus.

Desde el consistorio tienen todo dispuesto para comenzar con las pruebas desde hoy mismo y están a la espera de obtener la autorización de la Administración autonómica para proceder al corte de la PO-552 a su paso por la villa al ser de su titularidad. En caso contrario esperarán al próximo fin de semana para ponerla en práctica. De este modo el tramo comprendido desde la glorieta ubicada a la altura de la Estación de Servicio Monte Real hasta la intersección con Avenida Arquitecto Jesús Valverde además de la Calle Carabela Pinta, quedarán para uso exclusivo de peatones entre las 20:00 horas y la 1:00 de la madrugada tres días a la semana. Así, y durante la franja horaria de restricciones a vehículos los que deseen acceder en coche a zonas como Santa Liberata podrán hacerlo a través de la Calle Herminio Ramos hacia el Cuartel de la Guardia Civil, ya que dejarán unos metros de la PO-552 habilitada para tránsito mixto. Otra de las opciones será coger la circunvalación desde la entrada a la autopista por Sabarís y que lleva hasta la rotonda del Rocamar.

El alcalde Carlos Gómez explicó que por el momento se pondrá en práctica a lo largo de este mes para testear los resultados entre los vecinos de cara a la llegada de visitantes prevista para los meses fuertes de verano. “Por el momento vamos a comprobar cómo funciona y lo más importante, las reacciones que provocará entre la población”, explicó. En caso de que la puesta en práctica tenga resultados negativos la idea no se implantará y se dejará todo como hasta el momento.

Además y con el fin de evitar confusiones entre los que acudan a Baiona, instalarán una serie de señalizaciones en los puntos clave del trayecto recomendando las rutas alternativas. El motivo por el cual eligieron estos viales para poner en práctica la iniciativa radica en que son los que más servicios concentran, y de este modo darán viabilidad tanto a vecinos como a usuarios. “No tendría mucho sentido hacerlo en zonas más apartadas”, explicó Gómez. Se trata de una medida orientada a la nueva normalidad en la que se mantendrán fuertes recomendaciones personales, que parten de una distancia mínima de uno y medio y dos metros entre personas, el uso obligatorio de las mascarillas y la higiene de manos con gel hidroalcohólico, tal y como se viene haciendo hasta el momento. Pese a que las medidas concretas para aplicarse a partir de julio todavía no están publicadas en el BOE, las indicaciones anteriormente mencionadas en principio se mantendrán tal cual hasta que no se desarrolle una vacuna segura y eficaz que erradique el virus.