Nigrán prevé desbloquear la construcción de la nueva biblioteca en febrero

FOTO: PABLO F. ESTÉVEZ // Construción da nova biblioteca de Nigrán.

Metidos de lleno en el 2020 Nigrán quema sus últimos cartuchos para retomar las obras de construcción de la futura biblioteca, tras seis meses paralizadas, y de la que hasta el momento tan solo se levantó la estructura y parte de su fachada. Hace tres semanas se celebró una Comisión de Seguimiento entre responsables de la Diputación y del gobierno local para analizar la situación y estudiar nuevas salidas, y si todo marcha como esperan cuentan con poder adjudicar la readaptación del proyecto inicial hacia el mes de febrero, para finalizar con las obras de construcción del edificio público este año.

Sin embargo todavía están a la espera de que el Consello Consultivo les dé luz verde, por un lado a la resolución del contrato con la anterior adjudicataria, Civis Global, y por otro al acta de prorroga presentada ya que el plazo inicial de finalización de los trabajos está establecido a finales de mayo. Se trata pues de un punto vital para la correcta financiación de la ejecución del proyecto, ya que de no cumplirse a tiempo el Concello se expondría a perder la parte proporcional de la subvención de la Diputación, que en total asciende a 1,4 millones de euros de los 1,8 establecidos. Pese a todo González explicó que el hecho de que se encuentren a la espera de contestación no implica que no puedan continuar con los trámites administrativos para ganar tiempo y en estos momentos cuentan ya con la readaptación del proyecto realizada, cuya ejecución ascendería a un millón de euros, y comenzaron con el procedimiento de contratación aunque tendrán que esperar a que el órgano emita un fallo para proceder a su adjudicación, ya que este es el único paso que por ahora no puede llevarse a cabo.

Así pues desde el consistorio nigranés manejan unos plazos estimados con “calzador”, cuentan con que el Consello conteste favorablemente en un mes, realizar la adjudicación de los trabajos en febrero e iniciarlos en marzo. Si no surgen complicaciones el plazo de finalización se calcula en cinco meses con lo que las obras podrían estar al 100% hacia finales de agosto. Aunque probablemente se dilaten sensiblemente en el tiempo y llegados a este punto la prioridad del Concello es la de adjudicar los trabajos a una empresa que “cumpla con los pliegos del contrato”.

Sin embargo el punto de vista del líder de la oposición, el popular Carlos Abal, es bastante más alarmista que el mostrado por el regidor. En la primera quincena de diciembre Abal advertía de la posibilidad de la pérdida de ayudas de la Administración provincial hasta el punto de la posibilidad de que la finalización de los trabajos tuviese que ser asumida por las arcas municipales.

La paralización de las obras vino motivada a mediados de junio de 2019 por un conflicto surgido entre Concello y Civis Global por un informe de legalidad que advertía de la necesidad de modificar una serie de puntos del proyecto, y que según la adjudicataria se traducían en un sobrecoste, del que según explicaron la Administración local “no quiso asumir”.

Anuncios