Ferreira: “La lucha por el cambio climático no será efectiva sin la implicación real de los concellos”

El gobierno municipal de Gondomar, presidido por Paco Ferreira, arrancó el año 2019 convencido en la necesidad de trabajar de forma firme y decidida en la lucha contra el cambio climático, apostando por iniciativas y políticas que desde el ámbito local que sumen herramientas y soluciones a “un problema que es de todos y al que desde las administraciones locales no podemos ser ajenos”, asegura el regidor.

En la composición del nuevo gobierno, por primera vez, a la Concejalía de Medio Ambiente se le sumó la de Transición Ecológica, que recae sobre el concejal Brais Misa, persona en la que pensó el alcalde cuando compuso las listas electorales por su amplia experiencia laboral, formativa y académica (ingeniero forestal y licenciado en ciencias medioambientales) para asumir el reto de hacer de Gondomar un concello pionero y que tiene como objetivo la sostenibilidad, el medio ambiente y la transición ecológica en el sentido más amplio y comprometido.

Si bien, el año 2019 Gondomar, viene de ser pionero en la lucha contra el cambio climático y en políticas medioambientales, poniendo en valor el nuevo servicio de recogida de RSU, la reposición de contenedores de recogida selectiva, la entrega de 200 composteros individuales y dos comunitarios, campañas de divulgación y concienciación social, una línea 900 gratuita para incidencias, control del consumo racional del agua con la publicación de un libro ligado a campañas de concienciación en los colegios y colectivos, ampliación y restructuración del nuevo Punto Limpio del municipio, adaptándolo a las normativas vigentes dictadas desde Europa y buscando dar mejor servicio a los vecinos, que contempla, entre otras acciones, la ampliación de la superficie para la recogida de RAEES (Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos), y la mejora en las instalaciones actuales; o la aprobación también de su reglamento de funcionamiento interno, así como de la ordenanza de medio ambiente y convivencia, o el estudio municipal de eficiencia energética de edificios municipales y buen uso del consumo en hogares, la peatonalización de espacios libres de tráfico rodado en zonas urbanos, o la regulación del mismo, en determinadas zonas para hacerlas más transversales y pensadas en los vecinos. La Declaración de Estado de Emergencia Climática aprobada en el mes de mayo, fue otra gran iniciativa que se llevó a cabo en un acto público donde participaron colegios de Gondomar y Porriño en torno al movimiento y campaña “Teachers for future Spain”, de la que es fundadora la profesora y activista Miriam Leirós, vecina de Gondomar.

Pero el compromiso del gobierno municipal quiere ir más lejos este año, y para ello, en el mes de diciembre se suma y adhiere a la Red Española de Ciudades por el Clima, convirtiendo a Gondomar en el primer municipio del Val Miñor en hacerlo.

Con esta adhesión, adquiere en el ámbito institucional, el compromiso de introducir medidas económicas y fiscales que favorezcan la implantación de energías renovables, adoptar medidas con criterios de eficiencia energética en las nuevas contrataciones municipales, así como en los concursos de adjudicación de servicios en el municipio y sentar las bases para reducir le emisión de gases efecto invernadero, a la vez que inicia un proceso de implicación de todos los agentes económicos y ciudadanos del municipio “en la consecución de los objetivos que favorezcan una sociedad cada vez más sostenible”.

Algo por lo que se está apostando desde el gobierno central y desde la diputación de Pontevedra, no pudiendo decir lo mismo del gobierno de la Xunta de Galicia, “que denota una falta de implicación y de recursos necesarios para que los concellos, asociaciones y otras entidades puedan afrontar este gran reto, que a todos nos ocupa y preocupa: salvar el planeta”, concluyó el alcalde.

Anuncios