La Guardia Civil realizó algo más de 1.000 pruebas de alcohol y drogas durante la noche de Fin de Año

Con motivo del dispositivo especial de seguridad vial que se estableció durante la noche de Fin de Año, los efectivos del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Pontevedra realizaron algo más de 1.000 pruebas de alcohol y drogas en la red viaria de la provincia de Pontevedra.

En el marco de este dispositivo de seguridad vial, cuyo objetivo era poner fuera circulación a aquellos conductores que habían bebido o consumido alcohol y/o drogas, los efectivos del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Pontevedra realizaron un total de 1.050 pruebas para vigilar el consumo de alcohol y drogas y se detectaron 44 conductores que dieron positivo en alguna de las dos pruebas.

ALCOHOLEMIAS:

Se realizaron 1.028 pruebas de detección de alcoholemia y se detectaron 32 conductores que dieron resultado positivo. De ellos: 27 fueron denunciados por vía administrativa y los 5 restantes por vía judicial, por haber superado la tasa establecida de 0,60 mg/l., en aire inspirado.

DROGAS:

Se realizaron 22 pruebas de detección de drogas. De los conductores sometidos al test salival para comprobar la presencia en el organismo de drogas, 12 resultaron positivas, es decir más del 50% del total, a los cuales se les ha formulado expediente denuncia por vía administrativa, siendo las sustancias más detectadas en cannabis y la cocaína

Se reitera, una vez más, que la ley prohíbe conducir con presencia de drogas en el organismo del conductor, quedando excluidas las sustancias que se utilicen bajo prescripción facultativa y con una finalidad terapéutica. Esta infracción catalogada como muy grave está castigada con una sanción de 1.000 € y la retirada de 6 puntos.

Anuncios