El PP advierte que el permiso de Augas de Galicia para la construcción de la pasarela sobre el Zamáns caducó

La pasada semana el alcalde de Gondomar anunció a los medios que la licitación de la pasarela peatonal sobre el río Zamáns se había demorado debido a diversos requerimientos de Augas de Galicia que había obligado a modificar varias veces el proyecto de construcción. La portavoz del Partido Popular de Gondomar vuelve a poner en evidencia al alcalde de Gondomar al comprobar que la autorización de Augas de Galicia llegó al ayuntamiento el 14 de diciembre de 2018, por lo que Paco Ferreira tuvo todo un año para llevar a cabo la referida obra.

“Una vez más el alcalde vuelve a usar la mentira para justificar su falta de previsión y sus prisas por hacer obras que ya deberían estar finalizadas hace algún tiempo y que por falta de dedicación no se llevaron a cabo. Parece que cuantas más personas hay con dedicación menos se atienden las necesidades del ayuntamiento”, señala Paula Bouzós.

“Fruto de esta falta de previsión, nos encontramos ahora que este gobierno con siete personas con dedicación no fue quien de acordarse de que había solicitado una prórroga de la autorización de Augas de Galicia para hacer dicha obra, por lo que el ayuntamiento puede verse abocado a una sanción por el organismo al no haber finalizado la obra en tiempo y forma, ya que en el día de ayer aún estaban los operarios de la empresa trabajando en la zona y la previsión apunta a que tardarán algún tiempo en finalizar las mismas”, lamenta la portavoz del PP.

Según Bouzós, otro problema añadido es la garantía de las obras que se están realizando a las marchas forzadas y que pueden desencadenar en algún problema de seguridad en un futuro. “Este tipo de cosas se deben hacer con todas las garantías sin tener que poner en peligro a los futuros usuarios de la pasarela”.

Anuncios