El PP considera un “retroceso” y una “irresponsabilidad” que Baiona renuncie a las banderas azules

FOTO: ALBERTO RODRÍGUEZ // Praia da Ribeira.

El PP de Baiona tacha de “retroceso” e “irresponsabilidad” la decisión del Alcalde, el socialista Carlos Gómez, de no solicitar a ADEAC las banderas azules para las playas del municipio, “un distintivo que a lo largo de las últimas tres décadas ha situado a esta localidad costera como uno de los principales referentes turísticos de prestigio”. Precisamente, por la importancia que estos galardones tienen para elturismo y la actividad económica local durante la temporada estival el portavoz del grupo municipal popular, Ángel Rodal, considera esta decisión una “incompetencia” del regidor que demuestra “lo poco que conoce Baiona” y “lo poco que le importan los vecinos de Baiona”, en relación a los perjuicios económicos que puede suponer para los hoteleros, hosteleros y comerciantes prescindir de los distintivos.

La confirmación de que Baiona no encabezará el listado de municipios con más banderas azules el próximo verano llegó de la boca del propio Gómez tras ser preguntado por el portavoz popular sobre esta cuestión en el último pleno del mes de diciembre, mes en el que termina el plazo para presentar los informes de cada una de las playas para las que se demanda la bandera. “Teníamos las sospechas pero ahora, lamentablemente, ya tenemos la confirmación”, atestigua Rodal quien reclama al regidor y también edil de Turismo que “explique a todos los baioneses esta dejadez de funciones injustificable puesto que solicitar los galardones azules no supone ni un solo euro a las arcas públicas”.

Al igual que en años anteriores, Baiona podría tener el próximo año 5 banderas azules por la calidad “excelente” de sus aguas que atestiguan los análisis favorables realizados durante el trimestre estival de 2019 cuando Gómez devolvió todas las banderas por falta de socorristas. “Lo que tendría que hacer un Alcalde serio y responsable es buscar fórmulas para conseguir mayor oferta de socorristas, por ejemplo exigir a la presidenta de la Diputación, también de su partido, que cree cursos de formación para garantizarle a los municipios que tendrán seguridad en sus arenales y evitar que tengan que renunciar a las banderas. Sin embargo, el Sr. Gómez ha preferido optar por el camino más fácil y cómodo para él y para la Sra. Silva”, opina Rodal.

Desde el PP recuerdan al máximo responsable del tripartito de Baiona que una bandera azul es más que un trozo de tela de este color otorgado por la ADEAC a través de una solicitud voluntaria por parte de la administración local, se trata de una garantía de calidad, educación, gestión, seguridad e información medioambiental. En definitiva, una “certificación” de que Baiona reúne desde hace más de dos décadas todas las características para ser un municipio “felizciudad” fruto del trabajo y el compromiso con el cuidado del medio ambiente de los gobiernos locales gestionados por el PP desde hace casi dos décadas “y que ahora este tripartito quiere destruir en menos de seis meses”.

Quality Coast Gold Award ¿próximo objetivo a destruir?

Baiona fue el primer municipio de Galicia en recibir el Quality Coast Gold Award en 2013 entre 1000 municipios candidatos. Se trata de un premio internacional que distingue la calidad ambiental y costera para un turismo sostenible. Además, en 2019 le fue concedido en Berlín el honor de encontrarse entre los 100 destinos sostenibles del mundo dentro del sello de “Mejor Destino Costero” otorgado en la Feria Internacional de Turismo. Esta marca lleva consigo el cumplimiento de cinco criterios que bajo el mandato de tripartito están en “crisis” como son el cuidado de la naturaleza, el medio ambiente, la identidad y la cultura local, la atención al turismo, los negocios, la hospitalidad de la población y la seguridad de residentes y visitantes.

“Para Baiona este tipo de galardones internacionales son fundamentales de cara al turismo estacional pero también institucional y de negocios, ha costado mucho alcanzar este nivel y mucho nos tememos que quienes tanto proclaman defender la igualdad de personas, la seguridad y la conservación del medio ambiente son los mismos que cuando hay que demostrarlo prefieren meterse las manos en el bolsillo y mirar para otro lado”, critica Rodal.