Visita guiada al Castro de Chandebrito y concierto de “Acordeireta” para celebrar el Día del Patrimonio

El Ayuntamiento de Nigrán ofrece mañana sábado, Día Mundial del Patrimonio, una visita guiada al Castro de Chandebrito a las 11:30 a cargo de Árbol Arqueología, equipo que está a punto de finalizar la excavación y primera musealización de un área de 58 metros cuadrados en esta cima. El punto de encuentro es el “Bosque da Memoria” (la explanada a un lado del Castro). Al finalizar, sobre las 13:00 horas en el Bar D’Arriba, en el núcleo de Chandebrito, el Ayuntamiento ofrece el concierto folk de “Acordeireta”, dúo formado por Patricia González Iglesias (voz y pandereta) y Alejandro Balbuena Ojea (Acordeón, bombo y voz).

Estos trabajos de excavación, consolidación y restauración finalizarán a final de mes después de llevar a cabo dos intervenciones, la segunda de ellas financiada íntegramente por parte del Ayuntamiento con 31.556 euros a través del Plan Concellos 2018. Así, a partir de diciembre, cualquier visitante que se acerque hasta su cumbre podrá apreciar in situ, y por vez primera, restos de tres antiguas murallas y de tres construcciones cuya función aún se desconoce, todo ello señalizado en una situación con impresionantes vistas a la ría de Vigo. A mayores, el plan de divulgación incluirá una reconstrucción virtual web de todo el entorno y sus hallazgos.

El Castro de Chandebrito fue oficialmente excavado en el 2008 en una pequeña intervención que permitió situarlo como habitado entre los siglos VI a.C al II a.C, sin embargo, la nueva investigación amplía la ocupación del VIII a.C al I d.C. Es decir, tiene su origen a finales de la Edad de Bronce, en los inicios de la cultura castreña que tres siglos más tarde se desparramaría por toda Galicia dando lugar a la mayoría de los asentamientos conocidos. Así lo certifican las decenas de piezas encontradas (husos de hilo, lana y lino, piedras de afilar, piezas de metal, una cuenta púnica…) y los miles de fragmentos de cerámica de diferentes épocas y muy bien conservadas, algunas de ellas con decoración profusa (aparecieron desde ánforas romanas o fenicias que certifican el comercio de los habitantes de Chandebrito con los pueblos mediterráneos la cerámica propiamente castreña).

Anuncios