Arnal: “El paladar es el que manda en la cantidad de agua de mar que se debe beber”

El I Foro Internacional del Agua de Mar y las Algas Marinas (FIAMAM) arrancó esta tarde con la ponencia de Salvador Ramos, director médico de Talaso Atlántico, que defendió los centros termales como el tercer espacio de salud para enfermos crónicos, convirtiéndose en lugares que complementen los cuidados del hospital y los del hogar del paciente. El director de Talaso Atlántico explicó que la “cura termal marina es un procedimiento terapéutico poco agresivo y útil para personas afectadas por diferentes patologías crónicas que predominan en nuestra sociedad actual y como complemento de tratamientos habituales”. “La talasoterapia es la gran desconocida de nuestro país a pesar de su gran superficie costera”, señaló Ramos, quien lamentó que otros países vecinos sí la valoran como es el caso de Francia, Reino Unido o Túnez.

Esta tarde el Foro también contó con Mariano Arnal, vicepresidente de la Fundación Aqua Maris, organización pionera en defender el uso de agua de mar vía oral. Arnal contó que “el paladar es el que manda en la cantidad de agua de mar que cada uno debe tomar. En mi caso, bebo al día un litro de agua isotónica, mitad agua de mar y mitad, agua dulce”. Sobre los beneficios de beber diariamente agua de mar, Arnal afirmó que “el organismo es capaz de fabricar millones de sustancias pero ninguna de ellas son minerales. Y es en el agua de mar el único sitio donde se encuentra toda la tabla periódica”. Arnal subrayó también que tomar agua de mar es el remedio base para evitar muchos problemas y para tener una nutrición correcta”. Asimismo, explicó también la experiencia a la que se sometió después de pasarse durante una semana viviendo solo a base de agua de mar en lo que se denominó la semana del náufrago. Se realizó con el fin de probar que al contrario de lo que se creía, que una persona que sufría un naufragio solo podía vivir tres días, con aquel experimento se determinó que el organismo podía resistir, al menos, siete días alimentándose tan solo de agua de mar.

Rosa Meijide, catedrática de la Universidad de A Coruña y segunda mujer académica de la Real Academia de Medicina de Galicia, fue otra de las expertas que hablaron esta tarde en el Foro para defender los efectos del agua de mar sobre la piel para tratar la dermatitis atópica y la psoriais.

El Foro continuará mañana con la presencia de varios expertos internacionales en talasoterapia. Analizará el caso francés, ejemplo y referente de la talasoterapia mundial, o la experiencia de terapia respiratoria en Remini Terme, Italia, a cargo de su director médico, Franco Lamacchia. En cuanto a algas, el profesor Leonel Pereira, de la Universidad de Coimbra, explicará mañana la importancia de incluir estos productos en la alimentación, y Lourdes Mourelle, presidenta de la Asociación Iberoamericana de Peloides Termales e investigadora de Física Aplicada de la Universidad de Vigo, explicará las propiedades farmacológicas y dermocosméticas de las algas.

El foro concluirá con dos talleres, uno de hidroconesiterapia en piscina de agua de mar y otro de cocina de algas marinas.

El encuentro cuenta también con un espacio de innovación donde se mostrarán productos que han sido fabricados con agua de mar o algas marinas, como es el caso de Algamar, empresa de comercialización de algas marinas para su uso alimentario; Aqua Maris, organización especializada en temas marinos; Just the sea; plataforma digital de productos inspirados o respetuosos con el mar; Cholita Corme, fabricantes de bolsas con redes recicladas; Panadería Divina, que elabora pan con agua de mar o La espiral verde que comercializa cosmética marina.

El I Foro Internacional del Agua de Mar y las Algas Marinas está organizado por Talaso Atlántico, la Asociación Iberoamericana de Peloides Termales, la Facultad de Ciencias de Mar de la Universidade de Vigo y la Sociedad Científico-Técnico Gallega de Talasoterapia. Colaboran empresas y entidades como Algamar, Laboratorios Quinton, y la Sociedad Española de Talasoterapia.

Anuncios