Carmela Silva destaca la labor que presta el CAAN, que este año lleva recogidos 994 perros en la provincia

La presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, destacó la labor que presta el Centro de Acogida y Adopción de Animales (CAAN) que la institución provincial gestiona en la Armenteira (Meis) durante su visita a las instalaciones, que acogen en estos momentos cerca de 450 perros y están siendo objeto de mejora “para prestar aun un mejor servicio” a los 48 ayuntamientos de la provincia que están adheridos. Silva, que estuvo acompañada del diputado provincial Manuel González, destacó que estos trabajos permitirán “que la labor que se realiza en el CAAN sea aún más efectiva y eficaz y pueda desarrollarse en condiciones óptimas”, además de mejorar aun más las condiciones de los animales que se encuentran en el centro.

Estos trabajos, que tienen por objeto a adecuación del CAAN a la Ley de Protección y Bienestar de los Animales de Compañía de Galicia, incluyen, como destacó la presidenta, “la creación de una nueva zona de maternidad, otra de esparcimiento, la remodelación de la zona de cuarentena, que supondrá la eliminación de las jaulas de cuarentena de forma definitiva, la reforma de la zona hospitalización y la mejora del espacio de clínica”. De manera especial, Silva destacó que en la futura zona de esparcimiento “los animales van a estar en libertad y en aún mejores condiciones de las que ya se les trata”.

Carmela Silva recordó que el CAAN funciona los 365 días del año y las 24 horas del día y felicitó al equipo que trabaja en las instalaciones por su compromiso en el cuidado de los perros. Aunque destacó que este año los registros del centro muestran una tendencia de mejora en la situación del abandono animal en la provincia, la presidenta volvió a animar al vecindario de la provincia a adoptar y a respetar y cuidar debidamente a los perros. “Una sociedad avanzada no se puede llamar así si maltrata o abandona a los animales. Parece mentira que en pleno siglo XXI cuando presumimos de estar tan avanzados en un mundo de cambio y prodigiosa innovación sigamos teniendo algunas personas actitudes tan deleznables que tenemos que perseguir”, indicó. Silva añadió que el objetivo es “el abandono cero” y abogó por la educación para conseguir eliminar abandonos y conductas como las que llevaron al CAAN a “Rulo”, uno de los dos perros mestizos que hoy mismo ingresó en el centro para ser recuperado tras ser incautados a su dueño por la Policía por maltrato, en el ayuntamiento de Redondela.

Además de ver los cuidados que se le están prestando a “Rulo”, la presidenta también pudo comprobar la recuperación de “Ánxela” y “Mara”, las dos perritas que fueron arrojadas a un colector de basura en Cuntis con apenas dos días de vida y que, gracias a otra perra de acogida, “Rula”, que las amamantó en el CAAN, están saliendo adelante. “Evolucionan muy favorablemente y seguro que se las llevarán muy pronto destacó la presidenta, tendrán una familia y estarán en las mejores condiciones. Creo que tenemos que hacer un homenaje a “Rula”, que fue la que las alimentó y nos dio una verdadera lección de vida. Es un ejemplo a poner para que las vecinas y vecinos de Pontevedra tomemos conciencia de cuanto nos aportan los animales. Gracias a ella, hoy podemos tener a estas perritas que tenían mal augurio en estas condiciones tan buenas”. Silva también acarició la “Bertín”, un perro mestizo de As Neves que lleva en el centro de Meis desde casi su apertura, en abril del 2013.

El pasado 2018, según explicó Carmela Silva, el CAAN recogió un total de 1.788 animales. De ellos, 374 perros fueron devueltos a sus propietarios antes de ser trasladados al centro y 372 fueron recogidos ya en el CAAN por sus dueños. Las cifras están mejorando en este 2019 porque se llevan recogidos menos animales, un total de 994, de los que 263 fueron devueltos antes de llevarlos al CAAN, y 229 fueron recogidos allí por sus propietarios. “El dato positivo de este año es que hay una tendencia a la baja en lo que se refiere al número de recogidas, 994, con una media de 1el6,8 por mes, mientras que en el 2018 hubo un total de 1.788, con una media mensual de 149. En todo caso, hay que llegar a final de año para hacer una comparativa equilibrada, pero sí que se ve que hay esa tendencia a la baja”. También descendió el porcentaje de abandono en función de la población, que en este 2019 se sitúa en un 0,33%, cuando el año pasado era de 0,49 %, “lo que significa que descendió un 0,16%”

Otro dato a destacar está en el número de adopciones, “que van a muy buen ritmo”. Si el pasado 2018 hubo 360, en lo que va de 2019 ya van 353. “Por lo tanto todo indica que este año vamos a superar el número de adopciones con respecto al del 2018”, señaló.

Hasta el 10 de octubre de este año se tramitaron 232 expedientes de localización de propietarios, de los que 17 finalizaron en denuncia por abandono o maltrato, mientras que el pasado año hubo en total 138 expedientes y 27 denuncias.

Por otra parte, Silva destacó también que de los perros recogidos el pasado 2018, un 9,49% tenían microchip, frente al 7,4% del 2017 y el 6% del 2016. “Hay una tendencia discreta señaló Silva, tiene que aumentar mucho más, pero positiva, y hacemos un llamamiento a los propietarios para que les pongan chip porque este es un requisito obligatorio por ley”.

Además, un 7,7% de los animales recogidos presentaban lesiones o enfermedades graves en el momento de su entrada, derivadas de actuaciones negligentes, maltrato o accidentes de tráfico, que fueron tratadas en el CAAN.

Respecto a las razas, explicó que no existe ninguna especialmente numerosa en los perros recogidos y el número de raza potencialmente peligrosa es bajo (actualmente son siete), la mayoría con propietario. Asimismo, las razas identificadas como de caza son frecuentes, aunque también representan el mayor número de perros adoptados.

Campaña

Por último, Silva se refirió a la próxima campaña de sensibilización que la Diputación pondrá en marcha contra el abandono y para fomentar las adopciones en fechas próximas a Navidad. “En Navidad seguramente desarrollamos una sensibilidad mayor, las niñas y los niños nos piden en la casa un animal de compañía y lo que se hace es comprarlos explicó. Sin embargo, deberíamos adoptar. Es una actitud mucho más social y acorde con el bienestar animal. Y además, muchas veces generando esas compras compulsivas ligadas a esas fechas luego se producen abandonos. Porque llevar a un animal para casa tiene que ser algo consciente, con un gran convencimiento de que queremos compartir la vida en este caso con un perro”. La campaña hará hincapié en la importancia de la adopción frente a la compra y, por otro, en la importancia de “esterilizar para evitar la cría irresponsable de animales, que muchas veces acaban abandonados, como pasó la estas perritas que tuvo que amamantar “Rula””.

Por su parte, el veterinario José Luis Pedreira indicó que en el caso de las adopciones, que son gratuitas, el personal del CAAN siempre asesora a las personas interesadas sobre el perro “que pueda adaptarse mejor a sus necesidades” y que, tras la firma del contrato, los animales salen del centro vacunados, desparasitados y esterilizados.

Anuncios