El BNG demandará en el pleno de Gondomar la aprobación definitiva del reglamento de participación vecinal

En el pleno, que se celebrará este jueves, 17 de octubre a las 20:00 horas, la organización nacionalista presentará otras dos mociones propias: una por el rescate del Hospital POVISA para el sector público, y otra demandando, también, la aprobación definitiva de la Ordenanza de Normalización Lingüística.

Además, ha presentado, para posibilitar su debate, una moción elaborada por la CIG sobre medidas de futuro para el sector de la automoción. La portavoz municipal del BNG, Manuela Rodríguez, solicitó del Alcalde a autorización para que esta moción sea expuesta por una persona representante de la CIG trabajadora de alguna de las empresas del sector en la zona.

“Esa sería una pequeña muestra practica de la participación vecinal, que para el BNG es un pilar básico de la política municipal”, afirma Rodríguez. Por esa razón, instará al gobierno municipal a llevar a pleno, la mayor brevedad posible, la aprobación definitiva del Reglamento de Participación Vecinal, para posibilitar la participación del vecindario en la vida municipal, en consonancia con los principios democráticos y con una vocación constructiva y de convivencia.

Este Reglamento, aprobado inicialmente en septiembre de 2016, recibió las aportaciones de formaciones políticas y de la Coordinadora de Entidades Vecinales, colectivo que integraba a la mayoría de las entidades sociales gondomaresas: Comunidades de Montes, de Aguas, Centros Culturales, Asociaciones Vecinales, de Mujeres, Deportivas, Musicales, ANPAS, etc., que presentó 57 alegaciones al texto, de las que fueron aprobadas 49 e incorporadas al proyecto. Mas desde ese momento no se avanzó en su aprobación definitiva, debido a la oposición expresa del Alcalde, que de esa manera impidió la participación del vecindario en la vida municipal.

El BNG recoge así la exigencia del vecindario de Gondomar, que espera que las fuerzas políticas representadas en el ayuntamiento hagamos nuestro trabajo: aprobar definitivamente un reglamento que, aunque mejorable, sierva, tal como recogen a las primeras líneas del preámbulo del mismo, para ejercer la participación vecinal, el derecho de las personas a intervenir en el proceso de toma de decisiones en el ámbito local, que constituye parte inseparable de la sociedad democrática.

Anuncios