En Marea propone que el SERGAS adquiera Povisa

En Marea presentó en el Parlamento de Galicia una proposición no de ley para dar una salida eficaz al conflicto abierto con la venta de POVISA a un grupo extranjero que pone en peligro la atención sanitaria de calidad para muchas gallegas y gallegos además de hacer peligrar los puestos de trabajo de los profesionales de la salud que trabajan en ese hospital vigués. Según defiende la diputada de En Marea, Paula Vázquez Verao, lo que ha sentido desde el punto de vista de mantener la calidad asistencial y la plantilla actual “es que sea el propio SERGAS que se haga cargo de Povisa”.

Según la diputada, resulta increíble que tras conocerse la noticia de que la empresa Ribera Salud podía hacerse con la propiedad de Povisa, la respuesta del SERGAS fuera tan sólo: “en el caso de confirmarse, el Sergas exigirá y defenderá el mantenimiento de la calidad asistencial en el área sanitaria y el mantenimiento de los puestos de trabajo», añadiendo que “Povisa seguirá siendo el hospital de referencia para un máximo de 139.000 personas del área de Vigo hasta ese año”.

Paula Vázquez Verao explica que la respuesta del SERGAS es tramposa porque “Obvia que Povisa es el único centro sanitario privado de Galicia que ha asignado un sector de la población, el único que mantiene un concierto singular con el Sergas que lo convierte en el hospital de referencia para 135.000 personas de Vigo y las comarcas de O Morrazo y O Val Miñor”. Los responsables del Servicio Gallego de Salud también olvidan en su respuesta ante el conflicto abierto que en este mismo año 2019 el concierto entre SERGAS y Povisa fue mejorado de manera que es la Xunta quien asume el suministro directo de la medicación ambulatoria prescrita.

En este mismo sentido, la propuesta de En Marea recuerda que las 135.000 personas que tienen como centro de referencia a Povisa no escoger a Ribera Salud para ser la responsable de la cubrir sus necesidades sanitarias y por tanto “están siendo vulnerados sus derechos puesto que cuando hicieron la elección del hospital no tenían información de quien iba a ser el propietario del mismo”.

Paula Vázquez Verao recuerda que Povisa mantiene conciertos con la sanidad pública desde los años 70 y la existencia de estos sucesivos conciertos han condicionado la construcción y funcionamiento de los hospitales públicos vigueses porque la intención de la Xunta fue siempre conservar el negocio que Povisa mantenía con la administración pública.

Para En Marea lo que ha sentido en este conflicto es que el SERGAS asuma directamente la gestíón de Povisa, tiene en cuenta que de hecho ya es quien asume todos los costes de atención de ese hospital además de pagar el beneficio empresarial de la empresa que lo gestiona, un beneficio que se ahorraría en caso de que Povisa había pasado a ser un centro público.

Anuncios