Investigan a un vecino de Gondomar por la muerte violenta de una perra

La Guardia Civil investiga penalmente a un vecino del municipio de Gondomar como presunto responsable de la muerte de una perra que falleció atrapada por un lazo metálico que tenía colocado en las inmediaciones de su gallinero.

Las investigaciones se iniciaron a mediados del pasado mes de septiembre cuando el dueño del animal, una perra de raza pastor alemán, denuncia en el Puesto de la Guardia Civil de Gondomar la desaparición de la perra.

A raíz de las pesquisas realizadas y después de tener noticia de que los supuestos restos del can habían aparecido tirados en una pista forestal de la parroquia de Couso, se llegó a la identificación del presunto responsable de su muerte.

Según se pudo averiguar, se trata de un vecino del dueño de la perra que supuestamente había colocado una trampa, consistente en un lazo metálico, en las inmediaciones de su gallinero con la intención manifiesta de atrapar al animal que le estaba matando las gallinas. Según declaró en su descargo la perra ya le había sacrificado una veintena de gallinas durante los últimos meses.

Las investigaciones concluyeron con la notificación de la persona que colocó la trampa causante de la muerte del animal, como presunto autor de un delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos, por utilizar artes o elementos de caza no selectivos, que fueron los que supuestamente causaron la muerte del animal.

Simultáneamente a las diligencias instruidas, que fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción de guardia de Vigo y, como consecuencia de las mismas, se procedió a la retirada cautelar de las armas de caza que tenía esta persona para iniciar un expediente de revocación de las licencias que amparaban su tenencia.

INVESTIGAN A UN VECIÑO DE GONDOMAR POLA MORTE VIOLENTA DUNHA CADELA