El área sanitaria de Vigo preparada frente a la gripe

“El área sanitaria de Vigo está preparada frente las consecuencias derivadas de una epidemia de patología respiratoria estacional”. Con estas palabras inició el gerente de la EOXI de Vigo, Julio Garcia Comesaña, la presentación del Plan de Contingencia para la Gripe 2019/20 del área sanitaria, que establece la activación y coordinación de los servicios y recursos de atención primaria y hospitalaria para optimizar la atención a la gripe y sus consecuencias.

En esta presentación, el gerente estuvo acompañado por la coordinadora de la campaña de vacunación del área, la subdirectora de procesos de Enfermería, Mar de la Peña y de la directora de Procesos de Soporte, Susana Cerqueiro. También se contó con la asistencia de la directora de Atención Primaria y Urgencias, Elena Lorenzo; así como de algunos jefes de secciones y servicios con implicación directa en la atención a esta enfermedad, como Medicina Preventiva, Marga Cueto; Medicina Interna, Manuel Crespo; Pneumología, Alberto Fernández Villar; Microbiología, Benito Regueiro; Medicina Intensiva, Dolores Vila; Unidad de Corta Estadía, Martín Rubianes; Hospitalización a Domicilio, Luis Amador y el jefe de Urgencias, Angel Pichel.

El plan de contingencia para la gripe recoge todas aquellas actuaciones planificadas que se van a desarrollar para minimizar el impacto de esta patología estacional, tanto en los usuarios como en los profesionales, así como para garantizar la adecuada organización de medios y atención asistencial en esta campaña. Entre sus objetivos cabe subrayar los siguientes: priorizar la atención de estos pacientes en Atención Primaria evitando los desplazamientos de los mismos al servicio de Urgencias hospitalario; evitar las consecuencias más graves debidas la infección y evitar que se produzcan brotes; prevenir picos de demanda en los diferentes dispositivos asistenciales; prestar la mejor asistencia a los pacientes con gripe con el mínimo incidente sobre el funcionamiento en los hospitales y centros de salud; contemplar los procedimientos alternativos a la orden normal de la organización con el fin de garantizar el correcto funcionamiento de los servicios asistenciales.

Atención primaria, primero ello de la cadena

“En primer lugar es necesario concienciar la ciudadanía de la importancia de atender a los pacientes en el nivel más acomodado su situación clínica, y que utilicen, en primer lugar, los recursos de atención primaria, para blindar así las Urgencias del hospital para la atención a los casos de mayor gravedad. Hay que recordar que la derivación al servicio de Urgencias hospitalarias debe realizarse desde la atención primaria o desde el 061.”-explicó García Comesaña

En los centros de salud y PACs está implantado el procedimiento de gestión de la demanda no programada y la atención urgente (TRIAP). De esta forma, se establece un sistema de priorización en la atención de estos pacientes.

Además de las medidas informativas y preventivas, los equipos de Atención Primaria establecerán los circuitos necesarios en los centros sanitarios para agilizar la atención de los pacientes sospechosos de gripe, evitando aglomeraciones y tiempos largos de espera que ayudan al contagio de la enfermedad.

Los profesionales de las áreas administrativas recomendarán a los pacientes que acudan con sintomatología respiratoria ponerse las mascarillas, para minimizar la transmisión por gotas de la enfermedad al tiempo que facilitarán al paciente un formulario, para su cumplimentación y posterior valoración por el personal de enfermería, con el fin de poder dirigirlo a la sala de atención de gripe o a la consulta del profesional sanitario correspondiente.

Un equipo de profesionales más en Urgencias

En el caso de una situación epidémica que requiriese la atención hospitalaria de un porcentaje de pacientes muy superior del promedio habitual, la EOXI de Vigo identifica dos puntos críticos en esta asistencia: la presión asistencial del servicio de Urgencias debido a una mayor frecuentación de los pacientes en demanda de atención; y el nivel de rotación y disponibilidad de las camas hospitalarias.

El Plan de contingencia de la gripe en el servicio de Urgencias se pondrá en marcha de acuerdo con la situación epidemiológica según la información facilitada por la dirección general de Salud Pública, una vez superado el umbral de intensidad de actividad gripal basal. Las Urgencias se reforzará con un equipo más compuesto por un facultativo, profesional de enfermería, TCAE y celador durante todo el período.

Como norma general, a todo paciente que acuda a urgencias con síntomas respiratorios se facilitará mascarilla facial para prever la transmisión en cercanía.

Las Urgencias de adultos disponen de una estructura de gran capacidad para asumir un elevado volumen de pacientes ya que cuentan, entre los recursos físicos más relacionados con la patología gripal, con dos puestos de triaje -ampliables a tres-; cuatro puestos de paciente críticos; 90 puestos en boxes y 2 de aislamiento; 30 camas de observación; 10 puestos en sala de preingreso, y 8 consultas.

El Plan establece dos niveles de alerta. Alerta Amarilla, cuando el número de pacientes pendientes de ingresos en Urgencias es superior a 15 o la ocupación en el área médico quirúrgico superior al 95%; y Alerta Naranja, cuando hay más de 25 pacientes pendientes de ingreso o la ocupación es del 100%.

Así, en función de la situación de la ocupación, el Plan de Contingencia contempla las siguientes medidas: priorización de las altas hospitalarias y de las pruebas e interconsultas de los pacientes hospitalizados; duplicación de las camas de las habitaciones individuales que se realizará en primer lugar en las Unidades de Medicina Interna, Neumología, y Corta Estadía; traslados internos entre hospitales del CHUVI; agilización de los procesos de ingreso desde la Urgencia con la puesta en marcha de un circuito preferente de altas de hospitalización, limpieza, y traslado de pacientes a las plantas; y modificación de la programación quirúrgica y de la cirugía sin ingreso.

Ampliación de camas y refuerzo de personal

En relación con la hospitalización, el Plan prevé que para los ingresos ocasionados por la patología gripal o asociada se utilizarán camas de hospitalización del área médica, en primer lugar, y del área quirúrgica, en segundo, que son las que tienen la capacidad física y asistencial de absorber el incremento de la demanda del pico epidemiológico invernal.

En caso de necesidad, la flexibilidad del Complejo permite un incremento muy significativo del número de camas, dada la posibilidad de duplicar con una segunda cama las habitaciones individuales del Álvaro Cunqueiro, además de las 60 camas a mayores disponibles y preparadas para activar en caso de que sea necesario en el Meixoeiro. En total, la capacidad de hospitalización del CHUVI es de casi 1100 camas.

El incremento de camas estaría acompañado de refuerzos de personal en función de la estacionalidad de la epidemia y del nivel de alerta y de ocupación. Así, el Plan compromete efectivos según los siguientes criterios. En el Cunqueiro, superado el número de 35 pacientes por Unidad de hospitalización, se incrementarán las presencias de personal de enfermería; mientras que en el Meixoeiro se aumentará el personal sanitario en caso de habilitarse como dobles todas las camas de cada Unidad de hospitalización.

Además, en aquellos servicios del área médica más directamente relacionados con la gripe, se ajustará la actividad para absorber el incremento de demanda no programada por esta patología.

Tests rápidos de Microbiología

El servicio de Microbiología es uno de los que desempeñan un papel fundamental en el apoyo diagnóstico de la patología gripal. Este año -el mismo que en los dos últimos-, los profesionales de este servicio realizarán un test rápido para todos los pacientes detectados en la triaje desde la Urgencias.

En la pasada temporada, el servicio de Microbiología realizó 8.295 determinaciones analíticas, en las que se confirmaron 420 positivos. De estas,3.172 fueron pruebas inmunocromatográficas urgentes (los llamados test rápidos) que aunque no ofertan un diagnóstico concluyente, permiten realizar una primera clasificación de los pacientes con sospecha de padecer un proceso vírico relacionado con la gripe en el momento que llegan a Urgencias. La prueba es inmediata, tarda minuto y medio, y los facultativos de las áreas de Urgencias pueden disponer del resultado para activar el protocolo de protección y aislamiento de los pacientes.

Este procedimiento representa una herramienta muy eficaz para realizar una primera valoración de los pacientes y sobre todo para evitar contagios.

371 ingresos y 26 decesos relacionados con la gripe

El pasado año en el área viguesa se registraron 371 ingresos hospitalarios a consecuencia de un proceso gripal y 26 decesos relacionados con la gripe. La vacuna no sólo evita casos sino que disminuye la frecuencia de complicaciones derivadas de esta enfermedad y, también, el riesgo de hospitalización y muerte relacionada con la gripe.

“La mejor arma contra la gripe es la prevención, y la herramienta más eficaz en la lucha contra la enfermedad, es la vacunación”- insistió Garcia Comesaña- “por esto es necesario aumentar los índices de participación en la campaña de vacunación en el área viguesa, ya que aunque se va registrando un incremento paulatino de cobertura en la población diana, pasando del 50% hace cuatro años al 54,64 % conseguido en la última campaña, sigue siendo un porcentaje bajo”-.

Sin embargo, cabe subrayar el incremento porcentual de 13 puntos de la cobertura en los profesionales sanitarios, consiguiendo un 49%; así como las 1.577 gestantes vacunadas, 700 más que el año anterior.

Este año se producen novedades respecto de la vacunación, tanto relativas a la población de riesgo, que se amplía a prematuros y personas con cualquier trastoco de la coagulación, como a la vacuna utilizada: vacunas tetravalentes y adyuvada.

Para finalizar, el gerente quiso agradecer la implicación de todos los profesionales y, fundamentalmente, los de la atención primaria, ya que su grado de compromiso en la lucha contra esta enfermedad es incuestionable, actuando de manera proactiva en el desarrollo de actuaciones para fomentar la vacuna antigripal, como la vacunación oportunista (que capta al paciente para inocularse su dosis cuando ve la consulta por otro motivo).

Anuncios