Baiona inaugura las obras de mejora de la carretera provincial EP-2203

En un acto festivo, en el que participaron peregrinas y peregrinos que están haciendo el Camino por la Costa, y vecinas y vecinos de Baiona, la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, acompañada por los diputados de Infraestructuras y Movilidad, Gregorio Agís y Uxío Benítez, así como del alcalde de Baiona, Carlos Gómez e integrantes del gobierno municipal, puso hoy en valor la recuperación de espacios para las personas que está consiguiendo la institución en el acto de inauguración de las obras de movilidad peatonal y seguridad viaria en la EP-2203 de Baredo a Loureza y en la EP-2202 de Baiona a Loureza.

Estos trabajos, que además de la mejora de los senderos incluyeron la instalación de un mirador, tenían por objeto mejorar la movilidad y seguridad de las personas, toda vez que la zona es muy transitada ya que por ella transcurre el Camino de Santiago. En este sentido, Silva y el diputado de Movilidad, Uxío Benítez, destacaron que la obra lleva la huella de la Diputación de apostar por infraestructuras que tengan en cuenta a las personas y el territorio. “El sello de la Diputación de Pontevedra –afirmó la presidenta- es una apuesta clara por la transición ecológica, por construir un modelo diferente de hacer política, economía, sociedad y de construir infraestructuras. En el siglo XXI nosotros tenemos que pensar en medio Ambiente, en las personas y en la recuperación de los espacios públicos para la gente. Los vehículos son medios de transporte y de comunicación, pero no pueden ser el centro de la actuación de las Administraciones. Eso finalizó; fue un error del siglo XX y nosotros queremos romper con él en el siglo XXI”.

En este sentido, señaló que las premisas por las que la Diputación apuesta en la mejora de las infraestructuras incluyen la dotación de vías peatonales “con un ancho donde la gente pueda caminar con seguridad”, además de que deben ser “accesibles para que todas las personas puedan recorrer los espacios” y facilitar la movilidad. Otra de las apuestas es la iluminación entendida de una forma diferente, “que ilumine el suelo, con bajo consumo energético y que no contamine el aire y nos permita ver las estrellas”.

En el acto de inauguración participaron también grupos de peregrinos italianos que están haciendo el Camino. De hecho pidieron poder intervenir en el evento y, de este modo, una de las peregrinas “quiso hacer un regalo” cantando una pieza de ópera. Precisamente, Carmela Silva incidió en que “el Camino de Santiago es un elemento de atracción turística fundamental y prioritario, y queremos facilitarle a los transeúntes que puedan disfrutar de nuestro paisaje, de nuestro territorio y lo puedan hacer con seguridad”.

Por su parte, el diputado de Movilidad y Espacios Públicos, Uxío Benítez, -impulsor del proyecto de Baredo- subrayó que la actuación tenía como objetivo principal aumentar la seguridad vial de la carretera provincial con condiciones y dimensiones dignas para el vecindario y las peregrinas y peregrinos, facilitando la movilidad a pie y adaptándose a las personas usuarias y no sólo a los vehículos. “La filosofía del departamento de Movilidad es que las carreteras se adapten a las personas y al territorio, al entorno natural y cultural, y no al revés. Por eso además de crear un espacio seguro no fuimos ajenos a las vistas y construimos una zona de descanso en la se que puede disfrutar de una de las mejores vistas de la provincia”, indicó el nacionalista, que recordó que las obras surgieron de una petición del Ayuntamiento de Baiona. Benítez aprovechó para agradecer al personal técnico de la Diputación su esfuerzo en el proyecto, ya que desde su concepción en el año 2017 hubo que salvar el informe negativo de la Dirección General de Patrimonio de la Xunta de Galicia. Finalmente, de hecho, fue posible mantener los 2,5 metros de ancho de la senda peatonal que el departamento de Movilidad provincial consideraba necesarios para garantizar la accesibilidad universal del itinerario peatonal.

Por su parte, el alcalde de Baiona, Carlos Gómez, destacó que este Ayuntamiento “se va a unir a este modelo de la Diputación” y las iniciativas iniciadas por la Administración provincial, como la mejora de este tramo del Camino. “Debemos estar agradecidos a la Diputación por este tipo de iniciativas, no sólo pensando nos peregrinos y en el Camino Portugués –afirmó-, sino también en poner en valor nuestro rural, nuestras parroquias. El Ayuntamiento de Baiona se va a unir la esta idea del que debe ser el presente y el futuro de nuestro pueblo, de nuestra provincia, de nuestro padres… Tenemos que pensar en un futuro que está muy condicionado por las acciones que como sociedad tenemos institucionalizadas. Hay modelos de conductas que hay que cambiar”.

Anuncios