Nigrán alegará el Plan de Transporte de la Xunta ante la eliminación de frecuencias Vigo-Baiona

El Ayuntamiento de Nigrán presentará alegatos al anteproyecto de explotación del Plan de Transporte Público de Galicia 2020 al comprobar que en el municipio se suprimen frecuencias de la línea Vigo-Baiona/Baiona-Vigo tanto por Panxón como por la carretera general (PO-552) y se desatiende nuevamente al interior. Precisamente, con el objetivo de analizar la situación general en el Val Miñor ante la finalización de las concesiones el próximo año, los tres alcaldes mantuvieron un encuentro en el que consensuar demandas.

“Valoramos que se creen nuevas rutas que conectan con el hospital Álvaro Cunqueiro o con el CUVI, pero no puede ser a costa de suprimir las frecuencias existentes actualmente Vigo/Baiona, eso no es mejorar el servicio, es sólo redistribuir”, lamenta el alcalde, Juan González, quien anuncia que el Ayuntamiento presentará alegatos en este sentido (el plazo finaliza el 23 de agosto). De este modo, el gobierno local demanda a la Dirección General de Movilidad de la Xunta que se mantengan las conexiones y frecuencias existentes tanto por la costa como por la carretera general y que, a mayores, se creen nuevos itinerarios con más frecuencias de las expuestas en el anteproyecto que de verdad den servicio a los núcleos no urbanos. “Se establece una línea Chandebrito-San Roque de Camos-Nigrán que es muy necesaria socialmente para vertebrar el municipio, sin embargo, tan solo pasa una vez al día, con el cual no tiene operatividad ninguna”, considera González, quien critica que, además, este tipo de líneas secundarias se expongan “la demanda” y con horarios “caóticos” o sucedan “sin sentidos como ampliar la frecuencia al CUVI en fin de semana”. “Las escasas frecuencias que la Xunta ponen en las líneas que atravesarían las parroquias del interior unido la que sean bajo demanda significa que no apuestan en absoluto por ellas y que no tendrán duración en el tiempo porque es imposible que funcionen”, critica el regidor.

“La futura concesionaria del transporte va a sacar mucho beneficio de la línea a Vigo por la carretera general y por la costa, así que parte de ese dinero tiene que recaer en la verdadera conexión por las parroquias del interior, donde aunque el servicio no resulte rentable económicamente sí es imprescindible socialmente; parroquias como Chandebrito, Camos o Parada no pueden seguir aisladas en pleno siglo XXI”, valora.

Por otra parte, desde el Ayuntamiento de Nigrán lamentan que no se tuviera en consideración su petición de que exista conexión de transporte público con el parque empresarial Porto do Molle, espacio que acoge actualmente a más de 3.000 trabajadores y que teniendo bandera a la sostenibilidad sólo es accesible mediante vehículo privado, “este punto también lo deben modificar para dar servicio”, incide el regidor.

“Esta reordenación de líneas prevista para 2020 ante el fin de las concesiones tiene que ser una oportunidad de mejorar el transporte existente, no de perpetuar el aislamiento de las parroquias del interior”, concluye González, quien sí agradece que se cumpla la petición expresa del Ayuntamiento de Nigrán de acercar la parada en Gran Vía (Vigo) al Hospital Povisa con el objetivo de reducir el desplazamiento andando de los enfermos.

Anuncios